LA ZONA PÚBLICA : Calle de Pilar Bardem


Yo soy un niño de la calle. En mi niñez la calle era nuestro hogar y la casa una mezcla de cobijo y de lugar de castigo. Claro que cuando llegué a Moratalaz no teníamos calles sino polígonos. 


De tal manera que los niños nos convertíamos en improvisados agentes de información de los muchos agentes comerciales y distribuidores que se perdían en aquel marasmo desordenado de casas que parecían responder al delirio de un urbanista borracho.

Una calle es un nacionalismo mínimo. Uno es de un país, de una ciudad, de un barrio y de una calle. Pero si coincidimos en que la patria de una persona es la infancia sus límites geográficos son una calle.

El ayuntamiento de Sevilla le quita el nombre de una calle a Pilar Bardem o lo trueca por el de una Virgen para convertir en blasfemia lo que es un acto de sumo rencor. De rencor en su quintaesencia. De alma sucia sin barrendero que pueda limpiarla.


Noticia recogida en el Blog de la Hermandad de Santa Genoveva, en Sevilla, el 29 de marzo de 2012.

El ex alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), anunciaba que cuando tomara posesión de su cargo cambiaría de nombre la calle que el Ayuntamiento dedicó a la actriz Pilar Bardem en 2009, y, aunque se mostró partidario de ponerle otra al escritor y columnista del diario ABC Antonio Burgos, luego aclaró en su Twitter que esto no lo llevaría a cabo y que sólo le retiraría la calle a Bardem. Más.

El nombre de la actriz sustituyó al de General Merry en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, que ordena la retirada de los símbolos del franquismo, aprobada por PSOE e IU, formaciones que gobernaron en coalición. El Partido Popular la rechazó argumentando que la actriz sólo se había caracterizado por insultar a su formación, en alusión a la oposición de un grupo de artistas durante el último Gobierno de Aznar.

Más no nos engañemos. No le quitan una calle a Pilar aunque a la Bardem se la expolien. Privan de una calle a la izquierda. Expulsan del cartel a las mujeres libres. 

Exilian de una calle a los defensores de la memoria, a los irritados, a los guardianes de derechos. Es una patada a un amplio sector de la población en el trasero de Pilar. 

Al estilo inconfundible de los cobardes, de los pistoleros, de los maltratadores, de los miserables.

Ahora me parece más que nunca positiva la decisión del ayuntamiento de Madrid de no dar nombre de calle nada más que a los difuntos. 

Con la muerte las ganas de fastidiar a un cadáver se diluyen, porque para joder como para torturar hay que mantener al odiado vivo y disfrutar de su sufrimiento.


Inauguración del nuevo nombre de la calle Pilar Bardem el 31 de marzo de 2012 en Sevilla. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, presidiendo el cambio de rotulación del nombre de la calle Pilar Bardem por el de Nuestra Señora de las Mercedes, "ejemplo de la iniciativa ciudadana", según Zoido. Más.

Además, si en Madrid se hubiera podido poner calle a vivos hubiera sido un lío para el callejero municipal conociendo la colección de lameculos azules con las que contaba el régimen.

- Oiga, me indica cómo se llega a Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco.

- Con mucho gusto caballero. Toma usted por la avenida del Generalisimo, dobla por la calle de Ferrol, sale justo a la Avenida de Bahamonde y al atravesar la plaza del Caudillo, enfrente de la estatua de “Paco tu eres el más grande", coge el Paseo de El Pardo, dobla por la Avenida del Pazo de Meirás y enfrente del Paseo de Carmen Polo es donde usted lo tiene.

Todavía hoy nos mantienen la ignominia de tener a genocidas dando nombre a nuestras calles. Pero Pilar no se merece esto. Sevilla se cubre de lodo expulsando a una dama de una de sus calles. A los sevillanos honestos se les caerá la cara de vergüenza desde la Giralda al suelo.

Quisiera conocer un día en persona al mentecato al que han regalado la vara de alcalde. Me gusta tener la oportunidad de conocer el rostro de la gente impresentable.



Y cuando se consume la infamia, visitaré esa calle iré a la calle renombrada tocaré cualquier botón y le diré al vecino lo que dicen los empresarios a los obreros, váyase a la puta calle. Pasee hombre que es cardiosaludable aunque el corazón en esta calle sea un órgano prescindible o ya podrido, mal oliente, una víscera inoperante.

No te preocupes Pilar, a la semana de la muerte de Fraga, estos cofrades honestos de la cofradía del santo desprecio, llevan a su máxima expresión aquella frase suya de “la calle es mía”. La calle es de ellos y las estatuas y el contaminado aire. 

Pero no nuestros sentimientos y ahí, Pilar Bardem, siempre, siempre, tendrás el nombre de una calle. No para tu honor sino para que nos sintamos hermosos y grandes. Como tú. Un beso.


TEXTO ORIGINAL MARIANO CRESPO






La zona flash : MICRÓFONO EN BRUSELAS






La zona Histórica: 17 ROSAS DE GUILLENA


La mayoría de los hombres habían huido de Guillena en Julio de 1936; algunos fueron detenidos y fusilados por aplicación de Bando de Guerra; otros llegaron a Madrid donde se alistaron en el ejército republicano. […] Las mujeres, sin embargo, se quedaron en el pueblo conviviendo con el miedo, el hambre y la desesperación de la represión que desde los primeros momentos instauraron en Guillena. […] Diecinueve vecinas de este pueblo sevillano fueron detenidas a principio de Septiembre de 1937 por el único motivo de ser hijas, hermanas, viudas... de rojos. Dos de ellas recibieron indulto; las otras diecisiete fueron fusiladas a primeros de Noviembre de 1937 en el Cementerio de San José del pueblo vecino de Gerena. 


La mayoría eran campesinas y jornaleras. Sus edades iban desde los 20 hasta los 70 años. Su único crimen fue estar casadas con hombres que como tantos en la comarca y en la época estaban vinculados a la CNT




No hubo más de lo que las pudieran acusar, porque tampoco hubo acusación, ni consejo de guerra. No consiguieron de ellas ni un dato que les acercara a los hombres que buscaban “y por eso las mataron”. 


Es la conclusión y el relato de los pocos testimonios que los familiares que conforman la asociación 19 Mujeres para la Recuperación de la Memoria Histórica de Guillena han podido recopilar hasta ahora. 


En Gerena esta labor la ha realizado Gonzalo Verdugo. En uno y otro pueblo coinciden en que, aunque no hay archivos ni registros que así lo acrediten, aquello sucedió.




Fue en los primeros días del mes de septiembre de 1936, cuando las tropas falangistas entraron en Guillena


Muchos huyeron o marcharon a Madrid a unirse al ejército republicano. En el pueblo, de unos 3.000 habitantes en la época, quedaron muchos, pero sobre todo mujeres y sus niños : 19 de ellas fueron apresadas y llevadas a la cárcel. 


Los restos de las 17 mujeres que se esperan localizar son Eulogia Alanís García, Ana María Fernández Ventura, Antonia Ferrer Moreno, Granada Garzón de la Hera, Granada Hidalgo Garzón, Natividad León Hidalgo, su hermana Rosario, Manuela Liánez González, Trinidad López Cabeza, Ramona Manchón Merino y Manuela Méndez Jiménez. 





También se prevén encontrar los restos de Ramona Navarro Ibáñez, Dolores Palacios García, Josefa Peinado López, de su hermana Tomasa, Ramona Puntas Lorenzo y Manuela Sánchez Gandullo.



Estuvieron retenidas hasta el 12 de octubre de 1936 cuando las sacaron a la calle con las cabezas rapadas para humillarlas, las pasearon por el pueblo y las llevaron a misa.


Poco después –no se sabe con certeza la fecha– las montaron en un camión con destino a Gerena. El por entonces médico de Guillena, Juan Palma, en un intento desesperado por salvarlas, explicó que muchas estaban enfermas, la mayoría tenían niños y había incluso algunas embarazadas. 


Manuela Lianez Gonzalez

Natividad Leon Hidalgo

Tomasa Peinado Lopez

Natividad Leon Hidalgo  

Manuela Mendez Jimenez


Consiguió bajar a una que todavía daba de mamar a su bebé y la conocida como La Marcelina también dijo que su hijo, ya con 2 años y destetado hacía tiempo, se alimentaba de ella. 

El niño, como si supiera el destino de su madre, se aferró a su pecho. Fue su salvación. Sin embargo, la crueldad fue ilimitada con las demás. 

Ramona Puntas Lorenzo


Los vecinos de Gerena que todavía viven para recordar el asesinato coinciden en que sus gritos resonaron en todo el pueblo.


Manolo y María José Domínguez, nietos de una de estas “rosas de Guillena”, no quieren conocer más detalles que a su padre “le puedan causar dolor”. Sólo quieren la información que les sirva para el que es ahora su objetivo :-confirmar que sus restos se encuentran en Gerena y exhumarlos para darles un entierro digno.


“Mi padre se conformaba con saber que ella está allí”, relata la nieta, que, emocionada, explica cómo para él, huérfano y que quedó al cuidado de una tía, lo más importante de esta búsqueda ha sido “saber que tuvo padres, como todo el mundo”.





Cuando le llevaron sus nombres –Manuela Méndez Jiménez y Manuel Domínguez Garzón– sus palabras fueron tan simples como reveladoras. “Yo sabía que yo tenía un padre y una madre”, rememora. 


“Llenar el vacío” que ha dejado en todos estos huérfanos, muchos de ellos ya fallecidos, y que se ha trasmitido por generaciones, es lo que les “mueve a robar el poco tiempo y medios” que tienen “para un día poder sacarlas de allí y devolverlas a Guillena”, según dicen.


Y puede que ese día no quede tan lejos. En su lucha cuentan con el apoyo de las administraciones locales y la Junta de Andalucía

Ramona Navarro Ibáñez

Los arqueólogos comenzaron el lunes 23 de Enero en el cementerio de Gerena después de 74 años por ser familiares de milicianos republicanos.


Los trabajos han podido comenzar después de las numerosas gestiones para localizar la fosa común y poder excavar en el cementerio San José de Gerena tras constatar, con una cata geoarqueológica novedosa, que bajo una hilera de nichos estaba la fosa común con los cadáveres de las esposas, hijas y hermanas de los republicanos, de entre 24 y 70 años.

El arqueólogo Juan Luis Castro junto a sus compañeros de la cooperativa Arqueoactiva trabajaron de forma altruista por la falta de financiación pública para culminar la exhumacion, tras colocar una bandera republicana en la zona de la fosa común, en la que hay una placa conmemorativa del fusilamiento.

Los huesos hallados con la cata geoarqueológica estaban "estupendamente" conservados gracias a la acidez de la tierra de la zona, según el arqueólogo, que destacó la dificultad de la exhumacion porque la fosa estaba bajo unos nichos construidos posteriormente y a unos dos metros de profundidad.

El lugar de los trabajos es una zona de tierra situada entre dos filas de nichos, y encima de la fosa común y durante los trabajos previos se localizaron hasta 23 niños y bebés que murieron por la hambruna que hubo en España entre 1939 y 1950, según el arqueólogo.



Por ello, los trabajos han ido "despacio" porque no se descarta que hasta llegar a la fosa común se encuentren más enterramientos de niños, y de hecho, fue localizada la falange de un dedo de la mano a pocos centímetros de profundidad. Junto a las "17 rosas" de Guillena, localidad distante unos 20 kilómetros de Sevilla y 15 de Gerena, había otras dos mujeres que finalmente fueron indultadas.



La alcaldesa de Gerena, Margarita Gutiérrez (PSOE), destacó que los trabajos de exhumación suponen "el principio del final" y permitirán "recuperar la dignidad y el nombre" de las fusiladas así como que sus familiares obtengan "tranquilidad y paz".


Trinidad López Cabeza.

Más:
13 Rosas
ARMH 19 Mujeres de Guillena
Hijas predilectas 
Una de las '17 rosas de Guillena' estaba embarazada
Tus hijas, nietas y bisnietas no te olvidan

 Teléfonos: 645.10.80.01 – 690.27.15.21








video




LA ZONA PÚBLICA : Los hijos del "silencio"


Desde que los medios celebraban el éxito de la mayor operación contra el narcotráfico, la detención y destrucción de los grandes cárteles de la droga en España -la famosa operación Nécora- han transcurrido veinte años.

Y la tragedia que se desarrollaba detrás de todo lo que se publicó ha estado escondida todo este tiempo. 


Los hijos de Ricardo Portabales vivieron su infancia en una cárcel a la que tenían que considerar su hogar. La ley de testigos protegidos proporcionó casa en Galapagar y una pensión de poco más de 1000 euros con coste a los fondos reservados como pago de las pruebas que aportaron Portabales padre y Padín para llevar a cabo con éxito dicha operación.

El éxito, la foto de los responsables del aparataje político y judicial bombardeó todos los medios de prensa, televisión y radio mientras unos menores de edad, los hijos de Portabales, empezaban a vivir su drama. 




Salieron de su casa, de su tierra en Galicia, sin despedirse de sus amigos, sin dejar sus señas, cambiando de identidad y callando todos los recuerdos de su infancia, ocultando lo que les gustaba o no, aprendiendo a vivir entre escoltas con sus armas como juguetes.


Ricardo hijo se ha hecho hombre sin la oportunidad de socializarse como cualquier niño, en el colegio con sus compañeros, hablando de lo que la vida va descubriéndonos. 


Él y sus hermanos dependían de que los tutores que les pusieron para educarles sin salir de casa fuesen capaces de aguantar una situación en la que muchas veces, los escoltas encargados de su seguridad, los encerraban y escondían ante cualquier movimiento sospechoso.

"Tuvimos varios y ninguno nos duraba", dice Ricardo, hasta que llegó un día en que su educación se convirtió en capítulo cerrado: "Nadie se ocupó de formarnos para la vida que se supone, algún día tendríamos derecho a hacer en libertad".


Pazo de Baion en 1995, entonces propiedad de Oubiña, durante la 'operación Nécora'. | Efe


Ahora, pasados los años, identifica sus sentimientos y los de sus hermanos como la ansiedad que sufre cualquiera privado de libertad sin saber el motivo. 


"Todos tenemos secuelas, mis hermanos y yo nos sentimos distintos a los demás, nos cuesta mantener contacto con la gente, aunque somos abiertos, nos queda ese miedo a cometer alguna indiscreción, no hemos aprendido a ser como los otros niños, la espontaneidad de la infancia nos la prohibieron. La vida que hemos llevado ha sido la de fugitivos y nunca sabíamos por qué, el sentimiento de culpa con el que vivimos no tenía un motivo concreto. Sobrevivimos, pero la vida para nosotros se terminó con la operación Nécora".

Habla de poder volver a su tierra Galicia y la morriña del gallego se acentúa con la pérdida de esperanza de algún día poder recorrer sus antiguos caminos diciendo su verdadero nombre.

Ricardo empezó a contar su verdad, a través de Facebook. Al principio tímidamente publicaba documentos que probasen la veracidad del abandono sufrido por las autoridades que les usaron y poco a poco la red le proporcionó contactos, personas que ante su caso se unían compartiendo en su muro lo que el publicaba, recomendándole amigos.



Mariano Rajoy en un acto de campaña junto al presidente gallego Alberto Núñez Feijóo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda y el alcalde de Soutomaior, Agustín Reguera / EFE-Archivo

Siempre agradecía a la gente los mensajes de solidaridad, los espacios suyos publicados en los muros de personas que, sin conocerle, se rendían ante las pruebas que publicaba. Sus contactos en muy poco tiempo llenaron una gran lista que él, asombrado, cuidaba todos los días al volver de su trabajo.

Un día, y sin previo aviso, la casa en la que vivieron su tragedia y la pensión como pago por los servicios del padre, se les retiró. Sin oficio ni cotización a la Seguridad Social, sin hogar y sin esa escolta que les protegía en su encierro, tuvieron que empezar una vida para la que no se les había preparado.


Su página de FB logró devolver la capacidad de creer a este hombre, que sigue peleando por recobrar una infancia que les arrebataron cuando la ley de protección de testigos tomó el protagonismo de sus vidas. 


Su página fue cerrada, coincidiendo con la salida de la cárcel de los narcotraficantes.

Algo huele mal en la ley de protección de testigos



Esta es la carta de presentación que Ricardo Portabales deja a todas las personas que contactan con él a través de Facebook.


Gracias de todo corazón por aceptarme, gracias. Dedícale por favor 5 minutos de tu vida a ver mi historia por favor no cuesta nada y no pido nada, solo que se sepa la verdad mi vida, y lo que han hecho con mi familia siendo una de las familias mas protegidas de la historia de España, Operación Nécora, los capos gallegos, Baltasar Garzon, Fiscal Javier Zaragoza Etc.

Te dejo algo para que sepas mas de mi, gracias. Solo lucho por mi madre y mis hermanos y para que no vuelva a pasar.


Esta carta que envío diariamente a presidencia del gobierno y al ministerio del interior os contara algo. Un saludo y gracias de todo corazón por esatr a mi lado.

Me dirijo a ustedes con el fin de que nos ayuden por el mal trago que estamos pasando la familia Portabales.

La familia Portabales somos una de las más protegidas de la historia de este país, por este motivo me dirijo a ustedes para que tomen cartas en el asunto y no se haga más montaña de un grano que quieren hacer tanto periodistas como chupópteros de toda clase.

Solo les pido por favor que nos ayuden ya que vinimos a Madrid escoltados con uñas y dientes por las fuerzas de seguridad del estado, cuatro niños pequeños que éramos mi padre y mi madre, por todo ello, estuvimos conviviendo todos estos años escoltados y amenazados como les decía, y ahora de buenas a primeras nos echan a la calle sin ninguna explicación, bueno solo nos dicen que como las arcas del estado se han resentido tenemos que abandonar nuestro domicilio y el poco dinero que nos daban nos lo quitaban.
¿Como comemos? ¿Donde vivimos? ¿Que hacemos? estamos muy preocupados queremos coger un abogado y ni dinero nos han dejado queremos ir a la corte suprema a donde sea por que no es justo lo que han echo con nosotros, con mi familia. 


El ministerio del Interior nos trajo para Madrid por orden de Baltasar Garzón ya sabemos que tiene muchos problemas y nosotros no queremos añadir mas leña al fuego pero tienen que hacer las cosas bien, aunque sea un piso de protección oficial y algún dinero para empezar nuestras vidas por que callo en nuestras manos una cinta sin quererlo, por que aun tenemos amigos periodistas, y escoltas que nos apoyan y en esa cinta se decía que un dinero destinado a la familia Portabales para rehacer sus vidas fue cobrado al portador en la cuenta de un Juez. 



Eso no es justo, perdimos nuestra casa de Galicia nuestros trabajos tras la Operación Nécora, MagoPitón, y muchas mas que se produjeron en España, y ahora nos pagan con esta moneda de echarnos así a la calle cuando otros se llenan los bolsillos, nos es justo se que hay gente que lo esta pasando muy mal, pero ese muy mal también lo estamos pasando nosotros, encima de quitarnos todo tenemos que ir a pedir. 

Nos dieron todo nos trajeron para Madrid y nos trataban como a marqueses mientras les interesó, ahora nos dejan desamparados y en la calle. 

¿Es que no hay Justicia? por favor ayúdennos yo perdí toda mi infancia y mis hermanos también siendo muy pequeños en vez de jugar con otros niños no nos dejaban salir del chalet de donde nos tenían escondidos y jugábamos con los escoltas aprendíamos a desmontar metralletas pistolas ha utilizar la radio a conducir y muchas cosas mas todos estos años nadie se preocupo de las secuelas que nos podrían acarrear todo aquello en vez de ir a colegios venían profesores particulares a casa pero del miedo que tenían ya no volvían claro al ver a los hombres escoltados en la puerta del chalet y con las metralletas al hombro y cuando sobrevolaba un helicóptero los escoltas nos decían meteros dentro de la casa y acurrucaros y cerrar todas las ventanas mientras ellos apuntaban con sus metralletas hacia el cielo al final detenían al helicóptero y se trataba de periodistas, parece de película lo sé, pero es mi vida, y es muy dura. 



Con el paso de los años yo no aguantaba mas y me fui y los escoltas me decían ten cuidado aun me lo dicen por que de los muchos que han pasado por mi familia muchos aun son buenos amigos y nos llaman para preocuparse y nos dicen que no es justo lo que han echo con nosotros. 



Esto les salpicara en la cara, pero aun pueden arreglar las cosas.

Por favor ayúdennos. echan a la calle a mi madre con 60 años sin trabajo todos estos años escoltados nos prepararon el DNI falso a todos nosotros, pero nada mas y encima muchos de los inspectores de policía que venían a casa incluso algún político que otro, bueno… muchos han venido, ahora tienen cargos muy importantes en ministerios y ni siquiera nos ayudan después de los servicios prestados a España y dar la vida por España por algunos señores del Gobierno ¿así nos pagan...? les daré mas detalles cuando me llamen.

Atentamente y perdonen las molestias:

























ESPAÑA ME MATA : El "suero"de Elisa





La Guardia Civil detuvo el martes 24/01/2012 a la pediatra Elisa Albert Gines del centro de salud de Carlet que presuntamente suministraba vacunas falsas a niños a cambio del pago de entre 70 y 90 euros.

La médico, que actualmente ejercía en un centro de salud de Algemesí, fue denunciada por una veintena de madres de Benimodo y Carlet por un presunto delito de estafa, como adelantó Levante-EMV.


Además de los cerca de 50 menores supuestamente vacunados por la pediatra, a la acusada también se le imputan otras cuatro denuncias presentadas por mujeres adultas, a quienes llegó a cobrar entre 400 y 800 euros por inyectarles un suero para prevenir el virus del papiloma humano.


Elisa Albert Gines

Elisa, de 52 años, confesó ante el juez los hechos de los que se le acusó, pero alegó en su defensa que en ningún momento llegó a inyectar sustancias que pudieran resultar peligrosas para la salud de los menores. De hecho, reconoció que les administraba «suero inocuo» para que los niños notaran el pinchazo pero que no corrían ningún riesgo.

La acusada de un delito de estafa quedó en libertad con cargos tras prestar declaración en el Juzgado de Instrucción número 1 de Carlet, según informaron fuentes del TSJCV. Sobre los motivos que le llevaron a engañar a todas estas personas, la mujer argumentó que lo hizo por «necesidad económica», ya que tenía la nómina embargada.
La presunta estafa, que afecta a medio centenar de niños y al menos a cuatro mujeres, asciende a más de 5.500 euros, según las fuentes. Este es el dinero que se habría embolsado la presunta estafadora, vecina de Valencia, entre 2008 y finales de 2011.


Estas mismas fuentes explicaron que la pediatra administraba las vacunas en el centro de salud de Carlet, un consultorio de Benimodo e incluso en el Hospitalde la Ribera

La médico aprovechaba su condición de especialista para engañar a las madres de los niños, a quienes les recomendaba una vacuna llamada Prevenar13.

Argumentando que dicha vacuna de refuerzo contra la meningitis no corría a cargo de la Seguridad Social, la pediatra convencía a sus víctimas para que vacunaran a sus hijos allí mismo y por una cantidad supuestamente inferior a la que tendrían que pagar en otro sitio.
Los Ayuntamientos de Carlet y Benimodo pedirán explicaciones a la Conselleriade Sanidad y a la UTE Ribera Salud, que gestiona el Departamento de Salud de la Ribera, acerca de la falsa vacunación de medio centenar de menores en la consulta de la pediatra Elisa A. G. 


El alcalde de Benimodo, Paco Teruel, recogió denuncias de familias relacionadas con la presunta estafa en la vacunación de niños y de, al menos, 4 adultas. En Carlet, las familias afectadas podrían ser 20.  La  alcaldesa, Mª Ángeles Crespo, programó una reunión con los padres para encauzar sus quejas.


Más: