LA ZONA ANIMAL : Un número en el Rocío


Los caballos que suelen morir en festejos como los de la Romería del Rocío en Huelva, lo hacen por una deficiente o más bien escasa alimentación, así como por la falta de agua. 

Algo que suele estar encomendado a los "romeros". Estos, mueren reventados por el agotamiento y el cansancio. 



En la última romería que se ha celebrado con motivo de esta festividad murieron 13 caballos durante el camino que llega hasta la ermita del Rocío. Diez caballos menos que en el año 2011. Esto fue confirmado por la Consejería de Gobernación

Según Concordia Márquez, presidenta de la Asociación CYD Santamaría de recuperación de animales. "Sólo dándoles algo de beber, de comer y dejándolos descansar sería suficiente para que no murieran, pues algunos de los caballos no están entrenados o no están en forma para hacer un camino tan largo". 

En opinión de Juan Romero, responsable del Entorno de Doñana de Ecologistas en Acción"Algunos de los caballos son alquilados por personas que no saben cuidarlos. 




El ayuntamiento de Almonte redactó un manual del buen cuidado del caballo del que se repartieron 3.000 manuales y la información se puede consultar en la página web del municipio y Gobernación que tiene un equipo preparado para atender a los animales. 

"Pero no es suficiente como se puede comprobar, nosotros nos ofrecemos voluntarios para ir al camino con nuestros propios veterinarios gratuitamente, pero no nos dejan", asegura Concordia Márquez

"Pero lo seguiremos intentando otro año, esto es intolerable" , concluye. "Y los animales no deben pagar los descuidos y la dejadez de nadie", se quejó Juan Romero



"La no violencia conduce a la ética más alta, lo cual es la meta de toda evolución. Hasta que no dejemos de lastimar a otros seres vivos, seguiremos siendo salvajes." 




Casi 37.000 ciudadanos firmaron en la plataforma Change.org una iniciativa para que se pusiera fin al viaje de unos mil kilómetros que iniciaron desde Euskadi al Rocío cuatro jubilados en un carro tirado por dos mulas, al considerar que se maltrata a los animales. 




Más:






LA ZONA DEL PENSAMIENTO : La construcción histórica

“Es tarea más ardua honrar la memoria de los seres anónimos que la de las personas célebres. La construcción histórica está consagrada a la memoria de los que no tienen nombre” 




LA ZONA DE PADRES : Mártir de romería


Las negligencias de algunos padres objeto de la enfervorizada fe durante los actos religiosos-festivos que se celebran en Andalucía, pueden tener consecuencias muy graves, que pueden sentar precedente a la hora de implicar a menores en ciertas celebraciones. 


Este es el caso de un niño de cinco años de la localidad Sevillana de Lebrija, España

Este menor, sufrió heridas en la cabeza tras caer de un caballo, mientras se celebraba el acto de salida de esta Hermandad hacia la romería del Rocío en Huelva, el día 24 de Mayo. 


Archivo:Hospital Puerta del Mar, Cádiz.jpg

Ofrecimiento por parte de los fieles de un menor a la virgen.

El menor sufrió la caída mientras le hacían una foto junto a un primo suyo, cuando el caballo en el que se hallaban los dos menores, hizo un movimiento brusco y los lanzaba al suelo. 

La muerte del menor se produjo días después, concretamente, la noche en la que se procesionaba la Virgen del Rocío en Almonte. Este, fallecía en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, después de haber estado ingresado en la UCI pediátrica durante varios días. El pequeño fue trasladado al tanatorio de Cádiz para ser enterrado en Lebrija. 



Más:
Plan Romero
Homicidio negligente
Niños en los castells.








ESPAÑA ME MATA : La larga sombra de la bacteria




La Fiscalía Provincial de Málaga decidió investigar el brote de 'klebsiella pneumoniae' detectada en el Hospital Carlos Haya, mientras se hallaban diecisiete pacientes afectados, de los que dos estaban infectados por la bacteria y los 15 restantes, colonizados (tenían el germen pero no habían desarrollado la infección). 

El fiscal jefe de Málaga, Juan Carlos López Caballero,  procedió a incoar diligencias de investigación penal para esclarecer los hechos ocurrido en Carlos Haya con la 'klebsiella'.



La Fiscalía tomó esa determinación a raíz de una denuncia presentada por la Asociación El Defensor del Paciente, interpuesta por su abogado en Málaga, Francisco Damián Vázquez. 

El letrado denunció los hechos al tener su asociación constancia del brote de la bacteria y, posteriormente, hubo una ampliación de ese requerimiento tras producirse las muertes de dos pacientes afectados por la 'klebsiella pneumoniae', ocurridas durante los días 21 y 22 de Mayo.



Defendiendo a la bacteria

La comisión de mortalidad, aseguró que el fallecimiento de esos dos enfermos no guardó relación con la bacteria, sino con el grave padecimiento de base que sufrían.

El letrado Francisco Damián Vázquez indicó que se amplío la denuncia ante la Fiscalía por «dos supuestos delitos de homicidio por imprudencia médica profesional». 



El abogado añadió que varios familiares de los enfermos afectados por el germen infeccioso se pusieron en contacto con la Asociación El Defensor del Paciente con el objetivo de presentar una reclamación contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Fuentes de Carlos Haya aseguraron que el «hospital, como siempre hace, está a disposición de la Justicia y colaborará con la Fiscalía entregándole toda la información y documentación que solicite sobre el caso de la 'klebsiella pneumoniae'.

La 'klebsiella' es un germen que está en la comunidad, ya que vive en la vía intestinal de las personas. En enfermos en situación crítica, con estancias prolongadas y en tratamiento con antibióticos, el germen puede cambiar y originar un patrón de resistencia al tratamiento.



Las infecciones nosocomiales por agentes patógenos oportunistas existen en todos los hospitales como consecuencia de la frecuencia en la utilización de antibióticos que favorecen su resistencia, además de la manipulación intensiva (ventilación asistida, nutrición parenteral, canalización de vías centrales) en pacientes con una situación extremadamente delicada. Se estima que el 7 por ciento de los enfermos hospitalizados contraen una infección nosocomial.


Más:
Bacteria en hospital de Panamá ha matado a 16 personas
Todos "reunidos"

LA ZONA DEL PENSAMIENTO : Las maravillas del Universo




"La vida es sólo un vistazo momentáneo de las maravillas de este asombroso universo. 
Es triste que tantos estén malgastando su vida soñando con fantasías espirituales."




LA ZONA EXTRAÑA : Fibrosis quística



Es una enfermedad hereditaria que provoca la acumulación de moco espeso y pegajoso en los pulmones, el tubo digestivo y otras áreas del cuerpo. Es uno de los tipos de enfermedad pulmonar crónica más común en niños y adultos jóvenes, y es un trastorno potencialmente mortal. 





La fibrosis quística (FQ) es causada por un gen defectuoso que lleva al cuerpo a producir un líquido anormalmente espeso y pegajoso llamado moco. Este moco se acumula en las vías respiratorias de los pulmones y en el páncreas, el órgano que ayuda a descomponer y absorber los alimentos.

Esta acumulación de moco pegajoso ocasiona infecciones pulmonares potencialmente mortales y serios problemas digestivos. Esta enfermedad también puede afectar las glándulas sudoríparas y el aparato reproductor masculino.

Millones de estadounidenses portan el gen defectuoso de la fibrosis quística, pero no manifiestan ningún síntoma. Esto se debe a que una persona que padece esta enfermedad debe heredar dos genes defectuosos para la fibrosis quística: uno de cada padre. Se estima que 1 de cada 29 estadounidenses de raza blanca tiene el gen de la fibrosis quística. 



La enfermedad es el trastorno hereditario y mortal más común que afecta a las personas de raza blanca en los Estados Unidos y es más frecuente entre aquellas personas descendientes de europeos del centro y norte.

A la mayoría de los niños con fibrosis quística se les diagnostica la enfermedad hacia los dos años. Sin embargo, a un pequeño número no se le diagnostica la enfermedad hasta los 18 años o más. Estos pacientes generalmente padecen una forma más leve de la enfermedad.


Los síntomas en los recién nacidos pueden abarcar:

Incapacidad para aumentar de peso normalmente durante la niñez.
Ausencia de deposiciones durante las primeras 24 a 48 horas de vida.
Piel con sabor salado.

Los síntomas relacionados con la función intestinal pueden abarcar:

Dolor abdominal a causa del estreñimiento grave.
Aumento de gases, meteorismo o un abdomen que parece hinchado (distendido).
Náuseas e inapetencia.
Heces pálidas o color arcilla, de olor fétido, que tienen moco o que flotan.
Pérdida de peso.

Los síntomas relacionados con los pulmones y los senos paranasales pueden abarcar:

Tos o aumento de la mucosidad en los senos paranasales o los pulmones.

Congestión nasal causada por los pólipos nasales.
Episodios recurrentes de neumonía



Los síntomas en alguien con fibrosis quística abarcan:

fiebre
aumento de la tos
aumento de la dificultad para respirar
inapetencia
más esputo
Dolor o presión sinusal causados por infección o pólipos.


Los síntomas que se pueden notar posteriormente en la vida son:

Esterilidad (en los hombres).
Inflamación repetitiva del páncreas (pancreatitis).
Síntomas respiratorios.
Pruebas y exámenes

Existe un examen de sangre disponible para ayudar a detectar la fibrosis quística. El examen busca variaciones en un gen famoso por causar la enfermedad. 

Otros exámenes utilizados para diagnosticar la fibrosis quística abarcan:

El examen del tripsinógeno inmunorreactivo (IRT, por sus siglas en inglés) es una prueba de detección estándar para fibrosis quística en recién nacidos. Un alto nivel de IRT sugiere una posible fibrosis quística y requiere exámenes adicionales.

La prueba de cloruro en el sudor es el examen diagnóstico estándar para la fibrosis quística. Un alto nivel de sal en el sudor del paciente es una señal de la enfermedad.


Otros exámenes para identificar problemas que pueden estar relacionados con la fibrosis quística pueden ser:

Medición de la función pancreática
Tratamiento

Un diagnóstico temprano de FQ y un plan de tratamiento integral pueden mejorar tanto la supervivencia como la calidad de vida. El control y vigilancia son muy importantes. 

De ser posible, los pacientes deben recibir cuidados en clínicas con especialidad en fibrosis quística, las cuales pueden encontrarse en muchas comunidades. Cuando los niños llegan a la adultez, deben transferirse a un centro especializado en fibrosis quística para adultos.


El tratamiento para los problemas pulmonares abarca:

Antibióticos para prevenir y tratar infecciones sinusales y pulmonares. Se pueden tomar por vía oral o aplicarse por vía intravenosa o por medio de tratamientos respiratorios. 

Las personas con fibrosis quística pueden tomar antibióticos sólo cuando sea necesario o todo el tiempo. Las dosis por lo regular son más altas de lo normal.

Medicamentos inhalados para ayudar a abrir las vías respiratorias.
Terapia sustitutiva de la enzima DNAasa para diluir el moco y facilitar la expectoración.
Alta concentración de soluciones salinas (solución salina hipertónica).
Vacuna antigripal y vacuna antineumocócica polisacárida (PPV, por sus siglas en inglés) anualmente (pregúntele al médico).
El trasplante de pulmón es una opción en algunos casos.
Es posible que se necesite oxigenoterapia a medida que la enfermedad pulmonar empeore.

Los problemas pulmonares también se tratan con ejercicio aeróbico u otras terapias para adelgazar el moco y facilitar su expectoración fuera de los pulmones. Éstas abarcan: chaleco de percusión, percusión manual del pecho, A-capella o dispositivo TheraPEP.


El tratamiento para problemas intestinales y nutricionales puede abarcar:

Una dieta especial rica en proteínas y calorías para niños mayores y adultos (ver: consideraciones nutricionales para la fibrosis quística).
Enzimas pancreáticas para ayudar a absorber grasas y proteínas.
Suplementos vitamínicos, sobre todo las vitaminas A, D, E y K.
El médico puede sugerir otros tratamientos si existen heces muy duras.


El cuidado y la vigilancia en el hogar debe abarcar:

Evitar el humo, el polvo, la suciedad, los vapores, los químicos de uso doméstico, el humo de la chimenea y el moho o los hongos.

Evacuar o sacar el moco o las secreciones de las vías respiratorias. Esto debe hacerse de una a cuatro veces cada día. Los pacientes, las familias y los cuidadores deben aprender a realizar la percusión torácica y el drenaje postural para ayudar a mantener las vías respiratorias despejadas.

Tomar bastantes líquidos. Esto es particularmente válido para los bebés, los niños, en clima cálido, cuando hay diarrea o heces sueltas, o durante la actividad física extra.

Hacer ejercicio dos o tres veces por semana. Nadar, trotar y montar en bicicleta son buenas opciones.


La mayoría de los niños con fibrosis quística son bastante saludables hasta que llegan a la adultez. Pueden participar en la mayoría de las actividades y deben ser capaces de asistir a la escuela. Muchos adultos jóvenes con fibrosis quística terminan la universidad o encuentran empleo.

La enfermedad pulmonar finalmente empeora al punto en que la persona queda incapacitada. Actualmente, el período de vida promedio de las personas que padecen esta enfermedad y que viven hasta la adultez es de aproximadamente 37 años, un aumento considerable durante las últimas tres décadas.

La muerte generalmente es causada por complicaciones pulmonares.



Posibles complicaciones

La infección respiratoria crónica es la complicación más común.
Infertilidad
Enfermedad hepática o insuficiencia del hígado, pancreatitis, cirrosis biliar
Desnutrición
Pólipos nasales y sinusitis
Neumonía recurrente
Insuficiencia cardíaca derecha (cor pulmonale)
Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si un bebé o un niño tiene síntomas de fibrosis quística.

Llame al médico si alguna persona con fibrosis quística presenta síntomas nuevos o si los síntomas empeoran, particularmente dificultad respiratoria severa o expectoración con sangre.

Llame al médico si usted o su hijo experimentan:

Fiebre, aumento de la tos, cambios en el esputo o sangre en el esputo, inapetencia u otros signos de neumonía
Incremento de la pérdida de peso
Deposiciones o heces más frecuentes que tienen mal olor o tienen más mucosidad
Abdomen hinchado o aumento de la distensión

Prevención

No existe ninguna manera de prevenir la fibrosis quística. El hecho de realizar pruebas de detección en aquellas personas con antecedentes familiares de esta enfermedad puede detectar el gen en el 60 al 90% de los portadores, dependiendo de la prueba utilizada.


Más:
Consideraciones nutricionales para la fibrosis quística
Pruebas de detección para fibrosis quística neonatal

Asociación Andaluza de Fibrosis Quística

LA ZONA DEL PENSAMIENTO : Olvidada juventud



"Una sociedad que aisla a sus jóvenes, corta sus amarras: está condenada a desangrarse." 

LA ZONA HISTÓRICA : El Chepudo


En este relato que describe la batalla de Teruel se esconde un sanguinario y desconocido personaje presente en aquel escenario.: El Chepudo.
Después de cerrado el cerco de la capital el avance por las carreteras de Valencia y Cuenca se hizo de una manera perfecta. Fue un ataque por sorpresa. Sobre el enemigo se lanzó una avalancha de soldados tras los carros blindados y los tanques. 


Los primeros parapetos fueron rebasados inmediatamente. Unos kilómetros más allá, Teruel se ofrecía ante nuestros ojos con toda sus casas erizadas de fusiles y ametralladoras.

Por la carretera de Cuenca, Villastar fue el primer pueblo reconquistado. Destrozada la primera resistencia, en Villastar solamente encontramos pequeños núcleos que cerraban el paso a la capital. Pero los tanques continuaron el avance, y los soldados, movilizados con una precisión matemática, asaltaron el pueblo, camino ya de la ciudad.

Por la carretera de Valencia encontramos la misma resistencia. Los primeros edificios que defendían Teruel eran la plaza de toros y el local de Falange Española, un pequeño chalet donde ellos tenían sus oficinas. Los carros blindados iniciaron la marcha. Y nuestros fusiles y ametralladoras fueron saltando de metro en metro hasta llegar a las mismas puertas de la plaza de toros. 

El enemigo comenzó entonces a replegarse hasta el centro de la ciudad, fortificando los edificios más sólidos. Esperaban los refuerzos que pugnaban por abrirse camino por el otro lado, en el sector de Capillo y Condud.


Cuando la lucha fue adentrándose en la capital, fueron saliendo los primeros vecinos de estas casas, que estaban escondidos en las cuervas y en los refugios de las casas. 

Aprovechaban la noche para hurtar los tiros sueltos de los “pacos”, dedicados a cazar a todos los que huían de Teruel. Las mujeres venían temblando por la emoción y el miedo, con los ojos enrojecidos y los pelos sueltos.

En la carretera de Valencia, dominada ya la plaza de toros, se lanzaban a nuestros soldados preguntando lo que pasaba en el centro de Teruel. Unas tenían familia dentro de la ciudad; otras interrogaban anhelantes si habían salido los presos, entre los que se encontraban seres queridos.

En esta parte de la carretera se formaban corrillos de mujeres y soldados. Eran los primeros momentos de fraternidad de nuestro pueblo. Los soldados cogían a los niños en brazos y los llevaban hasta los coches de evacuación; agarraban a las viejas por el brazo y, en el camino, les hacían preguntas sobre la vida en Teruel. Primero salieron pequeños grupos de mujeres; después, unos centenares. Y la última noche llegaron a salir hasta tres mil mujeres.


La ciudad ofrece una visión impresionante. A lo largo de la carretera los tanques están formados en hilera, con los cañones apuntando hacia los balcones del Gobierno civil y del Seminario. 

El enemigo ya no tiene artillería. Una pieza la instaló en lo alto de un edificio, pero el fuego certero de nuestras baterías la desmontó en seguida; otra pieza quedó en nuestro poder, destrozada también por nuestros cañones. El resto de la artillería ha caído en nuestro poder, y asi tienen alguna pieza se halla ya sin municiones. 

Todos los pasos de la ciudad están batidos por fuego de ametralladoras y de fusilería. Emplean también morteros, pero en casos extremos, cuando la lucha llega a su máxima intensidad para la posesión de alguna casa.

Las mujeres que huyen aterrorizadas de Teruel cuentan en seguida la vida de la ciudad en los diecisiete meses de guerra. Vienen a nosotros con temor. Los fascistas han hecho una gran propaganda diciendo que mataríamos a todos los habitantes. Y cuando estas mujeres ven el trato cariñoso de los soldados que las sacan de los refugios y las llevan hasta los camiones, pierden en seguida el temor y comienzan a hablar y hablar, como si hubieran estado mudas durante todo este tiempo.

Tanques republicanos frente a la plaza de toros de Teruel. 21 de diciembre de 1937

Trece asesinados en el Torico.

En Teruel hay un fascista que ha aterrorizado a toda la ciudad. Me lo cuenta una mujer en la carretera, según sale de las calles donde silban las balas y las ametralladoras del Gobierno civil pican las paredes. No recuerda su nombre, pero cuando va hacia el camión, de su boca no salen más que maldiciones. Es el asesino de Teruel. Y a esta pobre mujer temblorosa le mató un hijo en los primeros días de la guerra.

-Esta ahí arriba-dice. Es cojo y con chepa. ¡El criminal más grande que ha conocido Dios!

Hace mucho tiempo que ocurrió todo esto. Los vecinos de Teruel recuerdan el hecho con espanto. “El Chepudo” fue a la cárcel en compañía de la Guardia Civil, con una lista de detenidos. Inmediatamente le dieron los presos. ¡Trece! Un catedrático, el acalde de Mora, un joven empleado de la Compañía de Seguros. 

Atados los llevó hacia la plaza de El Torico, la mas importante de Teruel. Y los demás falangistas se encargaron de anunciar el asesinato para que acudieran la gente del pueblo.

A la plaza fueron las “señoritas” y “señoritos” de Teruel alegremente, como a una fiesta. “El Chepudo” llegó primero con un preso. Y delante de todos le descerrajó seis tiros en las piernas, hasta que cayó al suelo. Después se encargó de rematarlo.

Asalto republicano a la plaza de toros. 21 de diciembre de 1937

El baile trágico 

Las “señoritas y los “señoritos” pidieron también los otros presos de izquierdas. Y mientras “El Chepudo” iba a buscarlos pasearon alrededor del cadáver, que estuvo en la plaza hora y media. 

Cuando llegó “El Chepudo” con los otros detenidos los falangistas hicieron otra vez corrillo para presenciar la matanza. Serían las seis de la tarde. Muy poco gente del pueblo estaban presente, aparte de éstos. Los habían cogido por el camino, obligándoles a que presenciaran la ejecución.

Los trece hombres, atados unos con otros, fueron cayendo con las piernas a balazos sin dar un grito. Solamente uno dio un viva a la República retorciéndose en el suelo, desde luego .... Después “El Chepudo”, con su pistola, fue rematándolos, disparándole a cada uno las seis balas del cargador.

Aquella tarde Teruel estuvo de luto. Mientras los falangistas se paseaban por la plaza de El Torico la gente del pueblo se acercaba para preguntar si entre los asesinados había algún familiar o amigo... Hasta que llegó un camión, y se llevaron a los trece camaradas asesinados.

Los falangistas no pudieron terminar así. Por la noche organizaron un baile. Y buscaron a las muchachas del pueblo por las calles, obligándolas a ir a la plaza de El Torico para bailar sobre el suelo ensangrentado todavía.

Fuerzas republicanas controlando la recién tomada Plaza del Torico. 7 de enero de 1938


Gente con el terror en los ojos.

Cuando la gente corre a refugiarse tras nuestros tanques, nuestras ametralladoras y nuestros fusiles, cuentan horrorizadas estas escenas de terror. La historia de la ciudad como estos. 

Es una historia larga de asesinatos y crueldades. Teruel es la primera ciudad que cae en nuestro poder, y ella nos ofrece la realidad de la España de Franco, Mussolini y Hitler

Cuando los disparos de los fusiles y las explosiones de los obuses se apaguen en sus calles se podrá oír por completo una historia horrenda de diecisiete meses.

Teruel, 23 diciembre 1937.