LA ZONA ECOLÓGICA : Un Salmón llamado Frankenfish

El salmón transgénico que desde hace 23 años desarrolla una empresa estadounidense acaba de superar el penúltimo obstáculo antes de llegar a los platos. 


La Agencia de Alimentación de EE UU (FDA) ha concluido que esta especie, que crece el doble de rápido que el salvaje gracias a la ingeniería genética, no afecta al medio ambiente. 

La FDA ya dictó en 2010 que comerlo es seguro y ahora dice que aunque se escapara algún ejemplar de las piscifactorías, al estar esterilizados y en aguas cálidas, es “extremadamente remoto” que sobrevivieran. Aunque no hay plazos para la aprobación, este era uno de los últimos escollos para el que sería el primer animal creado con ingeniería genética para consumo. Sí hay muchos animales modificados genéticamente para experimentación.

Después de décadas de consumo de cultivos transgénicos, los animales transgénicos para alimentación siguen atascados. La prueba es el salmón desarrollado por la empresa estadounidense Aquabounty en 1989. 



A este salmón se le han introducido dos modificaciones genéticas. La primera es un gen que regula la producción de la hormona del crecimiento de uno de sus primos, el salmón gigante (Oncorhynchus tshawytscha). 


Además, un “interruptor genético” permite al salmón producir esta hormona durante todo el año, mientras que el salvaje tiene reprimida la producción durante los meses de invierno.

El resultado, según la empresa que lo produce, es que el salmón tarda 18 meses en alcanzar los 100 gramos (en vez de los 30 meses que tardan los salvajes).

Después de 15 años de papeleos en Estados Unidos, Aquabounty consiguió en 2010 que la FDA dijera que su consumo era seguro. El argumento de la empresa es que no puede haber problemas porque la hormona es similar a la que tienen los salmones salvajes y que ya se consumen con naturalidad. 



“La FDA ha concluido que el consumo del salmon Aquadvantage es tan seguro como el salmón atlántico convencional”, afirma la agencia.

Entonces surgió el principal escollo: el ambiental. ¿Qué ocurriría si uno de estos salmones hercúleos y con anticongelante se escapara de la piscifactoría? ¿Romperían el equilibrio ecológico al imponerse sobre sus primos no modificados genéticamente?

La FDA encargó entonces un análisis de impacto ambiental. Lo terminó y, por razones poco claras pero que, según la prensa de EE UU, pueden tener que ver con la campaña de las presidenciales, se publicó posteriormente. Ahora se abre un plazo de dos meses para alegaciones, en la que previsiblemente los ecologistas cargarán contra un pez que ya han bautizado como frankenfish.


En su informe, la FDA considera “extremadamente remoto” que algún ejemplar se pueda escapar de las instalaciones de Aquabounty: las de la Isla del Príncipe Edward (Canadá), en la que se producen los huevos, o en las granjas de Panamá, en las que son cultivados.

Además, en caso de que se produjera un escape, es igualmente “extremadamente remoto” que pudieran criar, migrar y colonizar el entorno, según la FDA. Alega que solo se crían hembras y que están esterilizadas, aunque la técnica no es fiable al 100%. 



El informe matiza que solo se pronuncia para estos cultivos y que no implica que se pueda extender a cualquier cultivo de salmón transgénico en cualquier condición y en cualquier país.

Una portavoz de Aquabounty señaló en un correo que el pez transgénico fue desarrollado incluso antes de que se comercializara la primera planta transgénica y que llevan 17 años de trámites solo en Estados Unidos. “Este es el pez más estudiado de la historia”, comentó por teléfono una persona próxima a la empresa.

“Estamos encantados de que el informe ambiental sea ya público para alegaciones. Esto supone un gran paso adelante hacia la comercialización”, señaló en un correo el consejero delegado de la empresa, Ronald L. Stotish


Ronald L. Stotish
Como la compañía cotiza en Londres, no dio tiempo a ver la evolución de las acciones. La compañía asegura que no puede dar un plazo para la probación, pues ahora hay 60 días para alegaciones al informe de la FDA. En Europa no hay solicitada la aprobación, según la firma.

El salmón no solo es apreciado por su sabor y textura, sino que en los últimos años aumenta la demanda por las propiedades cardiosaludables de sus grasas. El 69% del salmón que se consume ya procede de piscifactorías.



La FDA destaca que hay vectores en todo el mundo a favor de la acuicultura y de la biotecnología, ya que la FAO estima que en 2030 la producción de pescado debería aumentar en 28,8 millones de toneladas de pescado solo para mantener el actual consumo por habitante. Y eso con buena parte de los caladeros sobreexplotados.

Pere Puigdomènech, profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, explica que no está claro que el salmón “se vaya a comercializar muy pronto”. En EE UU, según la normativa vigente, no tendría que ser etiquetado como salmón transgénico, pero en Europa sí, lo que dificultaría su comercialización. 



Puigdomènech señala que “el principal problema era ambiental”, ya que “a priori que tenga la hormona del crecimiento de otra especie no debe generar problemas para la salud”.

Puigdomènech destaca cómo la percepción ciudadana de los animales transgénicos es peor que la de las plantas: 
“Los animales son más parecidos a nosotros y comer carne transgénica genera más rechazo”. Sin embargo, recuerda el precedente de California, donde se celebró un referéndum pare decidir si en este Estado se obligaba a etiquetar los alimentos transgénicos. Contra pronóstico perdieron los partidarios del sí.

Además del salmón hay más investigación en animales transgénicos, con usos principalmente farmacológicos. En 2006, la Agencia Europea del Medicamento aprobó el primer fármaco obtenido a partir de la leche de una cabra transgénica

El producto, antitrombina-alfa, es un anticoagulante y fue aprobado para su uso en enfermos con deficiencia de antitrombina congénita antes de someterse a una operación.





Más:
Crisis de salmón con ADN modificado (El Universal)
Los OMG y el medio ambiente (FAO) 
"Frankenfish", el salmón genéticamente modificado (Terra)
El salmón transgénico, en tela de juicio (El Mundo)
¿Te comerías un salmón modificado genéticamente? (CNN)
BIOTECNOLOGÍA 
Oposición al salmón transgénico avanza en el Congreso
Comer en "colores"
Carne Reumatoide Made in Europa
Qué hay de comer?
Bruselas alerta de rastro transgénico no autorizado en trigo de EEUU
El Salmón está llorando















LA ZONA PÚRPURA : La controvertida Semana Santa de la crisis


Desde este Atrio Laicista y solidario con todos aquellos que respetan las ideas tanto "púrpuradas", como del "demonio", me complazco en alabar la labor de un ciudadano o "hermano", en el argot Cofrade, como es el hermano mayor de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Cartaya, Huelva, Vicente Benítez.


Este buen hombre tuvo una idea, y lo que aún dice más de él, la consultó y comunicó, pues su decisión era peligrosamente arriesgada. 

Lo que este buen hombre comunicó a todos los "hermanos" miembros de su Cofradía, era que, por decisión unánime del último cabildo general de hermanos, dicha hermandad iba a donar para fines sociales los 2.000 euros que le costaría ese año 2013, las dos bandas de música que tradicionalmente acompañan al paso de palio de la Santísima Virgen de la Amargura, y la del Crucificado. 

Por ese motivo, María Santísima de la Amargura, San Juan Evangelista y San Sebastián Mártir de Cartaya, procesionarían en Parihuelas para iniciar su estación de penitencia, en lugar de en el sobrio paso sobre el que tradicionalmente sale en procesión cada año, y en absoluto silencio. 

Una decisión, la de salir en procesión sin música, que según Benítez, parece ser que no cayó bien entre algunos miembros de las cuadrillas de costaleros de ambos pasos, los cuales decidieron no hacer acto de penitencia "lo cual nos obliga a sacar al Crucificado en parihuelas, ya que los costaleros que sí han decidido salir a pesar de la decisión de la hermandad, se han tenido que reorganizar para poder portar el paso de palio". 



Y es que según Benítez, tanto los miembros de la junta de gobierno de la hermandad, como los hermanos que participaron en el cabildo en el que se votó unánimemente la medida, "entendemos que hay muchas familias que lo están pasando muy mal debido a la actual situación económica, y en lugar de gastarnos los 2.000 euros en las bandas de música, vamos a entregar la mitad al Comedor social Nuestra Señora de Consolación de Cartaya, y la otra mitad a delegación en la localidad de Cáritas Diocesana"


Momento de la inauguración oficial del comedor social Nuestra Señora de la Consolación

Según Benítez, "no es una iniciativa novedosa ya que se trata de una medida que están adoptando este año muchas hermandades andaluzas, que están cediendo este año para fines benéficos algunos de los gastos que les supone sacar las cofradías a la calle, como pueden ser el exorno floral, o la música, como es nuestro caso". 

Para el hermano mayor de la hermandad cartayera, "con los 2.000 euros que nos cuesta las dos bandas de música que normalmente contratamos, se puede ayudar a mucha gente y a muchas familias, ya sea en forma de alimentos de primera necesidad, o bien en otro tipo de cuestiones, como comprar una silla de ruedas para una niña discapacitada de Cartaya". 


Placa en agradecimiento a la Asociación Padre Gabriel Contreras, quien cedió el terreno para las instalaciones.



Por otra parte, Benítez también destacó que se trata de una decisión que "nunca se ha dado por el momento en Cartaya, así como ha querido dejar claro que espera que los ciudadanos "entiendan este Jueves Santo que no es la falta de recursos de la hermandad el motivo del silencio de la cofradía durante su estación de penitencia, y el hecho de que el Crucificado salga en parihuelas, realizando una especie de Vía Crucis por las calles del municipio, sino que se trata de una cuestión de solidaridad con las personas y familias más necesitadas".




Más:




LA ZONA PÚBLICA : Rimsha Masih o el humo del Corán

Las autoridades paquistaníes detuvieron por blasfemar a una niña de 11 años con Síndrome de Down, al quemar unas páginas del Corán, mientras cientos de personas reclamaban alrededor de su casa que fuera condenada, según la policía.



Rimsha Masih, de 11 años, fue arrestada y estuvo en prisión preventiva 14 días hasta el 25 de agosto de 2012, fecha que se fijó para que declarara ante la Corte acusada de blasfemia contra la fe musulmana, que se castiga con la prisión e incluso con la pena de muerte. Esta ley afecta a la difamación del Islam o del profeta Mahoma.

El presidente de Pakistán pidió explicaciones por la detención de la niña y pidió que se le entregara un informe al Ministerio del Interior sobre ella.



Francia "instó a las autoridades paquistaníes para liberar a la joven", y reiteró que "la existencia del delito de blasfemia atenta contra las libertades fundamentales, a saber, la libertad de religión o de creencia, así como la libertad de expresión. Así mismo, instó a Pakistán para cumplir con sus compromisos internacionales en la materia, en particular el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como la Convención sobre los Derechos del Niño "



Algunos testigos aseguraron que vieron a Rimsha quemar las páginas cerca de su casa en  Mehrabadiun distrito pobre de la capital, Islamabad, según un oficial de policía, donde viven alrededor de 800 cristianos, aunque la mayoría de la población en Pakistán es musulmana.

El informe médico afirmaba que la joven era analfabeta pero miembros de una organización que defiende a las minorías informaron que la chica padecía Trisomía 21, un trastorno genético que provoca deficiencias en el desarrollo cognitivo.



La policía aseguró que la menor no podía responder a las preguntas sobre los hechos y los testimonios no aclaraban si estaba quemando los textos sagrados o si llevaba unas hojas del Corán en una bolsa.

El ministro paquistaní para la Armonía Nacional, Paul Bhatti, confirmó a la BBC que la niña era conocida por tener un trastorno mental y que le parecía “poco probable que profanara el Corán a propósito".


Paul Bhatti

Sus padres estuvieron bajo protección policial y otros cristianos del distrito tuvieron que abandonar la zona por las tensiones entre las dos comunidades.

Por otro lado, las autoridades aseguraron que era necesario la intervención policial porque una multitud de personas estaba amenazando con prender fuego a la joven.

Diferentes grupos activistas por los derechos humanos reclamaban desde hacía años la reforma de la ley por la que una persona puede ser encarcelada por difamar el Corán, que se aprobó durante la dictadura militar del islamista Mohamed Zia-ul-Haq (1977-88).




Muchos de los acusados de blasfemia y de los políticos que piden un cambio en la legislación han sido asesinados en ataques violentos por los defensores de esta ley.

Sin embargo, el Gobierno guarda silencio ante este tema y muchos analistas dudan de que algún partido se atreva a proponer el cambio en la ley contra la blasfemia, aunque finalmente Rimsha no fuera acusada.

En julio de 2012, un hombre con deficiencias mentales fue acusado de blasfemia, tras esto una multitud lo sacó de la comisaria y le prendió fuego hasta la muerte en un área de la provincia de Punjab.

Asimismo, el ministro de Minorías Religiosas, Shahbaz Bhatti, y el gobernador de Punjab, Salman Taseer, fueron asesinados tras criticar esta legislación, lo que hizo aumentar la preocupación por el extremismo religioso.

Una de las principales organizaciones de mujeres paquistaníes, Women’s Action Forum (WAF), condenó el arresto y exigió su liberación inmediata, además de acusar a la policía de "inhumanidad absoluta" con este caso.

La Comisión para los Derechos Humanos de Pakistán (HRCP) denunció la detención contra la menor y declaró que “sea menor y padezca el síndrome de Down hace que la acusación sea más ridícula y bárbara".

También solicitaron que se dejara en libertad a la niña y que se le proporcionara seguridad a toda su familia y a la "amedrentada comunidad cristiana" de donde procedía la menor.




Finalmente, la Corte Suprema de Pakistán absolvió a Rimsha, el 20 de noviembre de 2012, del delito de blasfemia del cual había sido calumniada por un líder religioso musulmán.

El 7 de septiembre Rimsha Masih fue puesta en libertad bajo fianza, de 1.000.000 de rupias paquistaníes

Según la agencia Fides, el Presidente de la Corte Suprema, Iftikhar Muhmmad Chaudhary, confirmó la absolución que había emitido anteriormente la Alta Corte de Islamabad y por tanto ya se cerraba el caso.


Iftikhar Muhmmad Chaudhary

El 2 de septiembre, se informó de que el imán, Hafiz Mohammed Khalid Chishti, había sido detenido como sospechoso de poner las páginas de los textos religiosos en la bolsa de Rimsha.

El 3 de septiembre, el presidente de la All Pakistan Consejo Ulema, Hafiz Mohammad Tahir Mehmood Ashrafi hizo una declaración a favor de ella, describiéndola como una "hija de la nación".

La defensa de Rimsha expresó su satisfacción e indicó que se trataba de "una victoria para la justicia en Pakistán, que da esperanza para el futuro".




Sin embargo, el asesor de Cáritas Pakistán, P. Bonnie Mendes, advirtió que "la ley sobre la blasfemia sigue vigente y sin modificaciones, a pesar de los abusos bien documentados".

El sacerdote dijo que aunque en el Parlamento algunos han tratado de modificar la ley, esta cuenta con un "apoyo ciego de algunos celosos líderes musulmanes".

En Pakistán hay otros 36 casos de condenados por blasfemia, dieciséis de los cuales esperan ser ejecutados y el resto tiene cadena perpetua. Muchos otros siguen esperando ser enjuiciados o han apelado la primera condena. En este último grupo está la madre católica Bibi Aasia.


Más:
Víctimas de persecución religiosa piden tu ayuda
El desconcierto de la fe
Las Guerras de la Fe
Métodos que los Musulmanes usan para atacar el Cristianismo
Cristianos y musulmanes
Musulmanes saquean y queman casas de cristianos
Líderes musulmanes en defensa de los cristianos: castigar los abusos de la blasfemia
Musulmanes en Pakistán Secuestran, Violan a Niña Cristiana
Asia Bibi: Pakistán acelera las ejecuciones





LA ZONA PÚRPURA : La Comunión del látex


Un juzgado abrió juicio oral contra Juan Carlos Ruiz Fuentes, ex secretario general de las Juventudes Socialistas de Andalucía, por un delito contra los sentimientos religiosos por una campaña a favor del preservativo en la que usó a un sacerdote e hizo un paralelismo entre la comunión y el condón


El Centro Jurídico Tomás Moro, una de las dos entidades que denunció la campaña, informó en su página web de que solicitaba para Ruiz Fuentes un año de cárcel y seis meses de multa por un delito de provocación al odio por motivos religiosos y otra condena de doce meses de multa, con cuota de 400 euros, lo que equivale a 144.000 euros, por un delito contra los sentimientos religiosos

Juan Carlos Ruiz Fuentes


La campaña, desarrollada en diciembre de 2010 con motivo del Día Mundial contra el Sida, utilizó la imagen de un sacerdote en el momento de la comunión pero con un preservativo en su mano, con expresiones como "Que no te den una hostia, ponte condón" y "Bendito condón que quitas el sida del mundo". 

Fuentes del caso informaron a Efe de que las JJSS fueron denunciadas, por separado, por el Centro Tomás Moro y por la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (FECAPA) de Sevilla, pero esta última denuncia fue archivada y se encontraba pendiente de recurso ante la Audiencia provincial

El Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro informó de que su escrito de acusación contempla contra Ruiz Fuentes la circunstancia agravante de haber cometido el delito por motivos discriminatorios en razón de la ideología, creencia o religión. 



La denuncia correspondió al juzgado de instrucción 6 de Sevilla, el mismo que investigaba los ERE fraudulentos, cuya titular, Mercedes Alaya, la archivó por entender que en España se han superado "concepciones anteriores, en las que el Estado trataba de proteger mediante los delitos religiosos una determinada confesión religiosa oficial". 

En sus razonamientos jurídicos, sostuvo que las campañas de prevención sanitaria, como la emprendida por JJSS, tienden a ser agresivas e impactantes "en razón a la eficacia que se pretende" y citó a modo de ejemplo las de la Dirección General de Tráfico para evitar los accidentes de circulación. 

La magistrada también descartó que esta campaña supusiera algún tipo de escarnio para la religión católica pues "acertadamente o no" lo que pretendía poner de manifiesto, "a modo de crítica, es la constante oposición de la Iglesia Católica al uso del preservativo aunque fuera para evitar una pandemia tan brutal como es el sida". 


En septiembre de 2011, la Audiencia de Sevilla ordenó reabrir esta causa y practicar las diligencias necesarias para determinar si se produjo un delito. Según la Audiencia, el mensaje de la campaña era sin duda "impactante" y "sumamente afortunado", aunque "desde el punto de vista de una nada desdeñable porción de nuestra sociedad, supone un claro ultraje, una descarada ofensa, una inaceptable mofa de sus sentimientos religiosos".  





Más:



video