LA ZONA PÚBLICA : La Marea privatizadora del agua

Con los recursos hídricos garantizados por un histórico año hidrológico, algunos embalses aliviando agua durante las últimas semanas y la cara amarga de las inundaciones, otro debate irrumpe en el Día Mundial del Agua. La marea privatizadora está llegando a los servicios municipales de agua en Andalucía. Entre las capitales de provincia sólo Málaga, Córdoba y Sevilla mantienen totalmente en manos públicas la gestión del ciclo urbano. Esto es, captación, suministro, uso, depuración y saneamiento.


En España, hay abierto hace años un proceso privatizador por el que actualmente un 53% de la población está abastecida de agua por sociedades privadas. En Andalucía, la tendencia se está acelerando en los tres últimos años y algo menos del 40% de los andaluces paga a una compañía privada o participada cada vez que abre el grifo. Las principales son Aqualia, división de la constructora FCC, y Aquagest, con una mayoría de Aguas de Barcelona.

El Ayuntamiento de Jerez acordaba  con Aqualia el contrato de concesión por 25 años. Parte de los pequeños y medianos municipios andaluces ejercen por sí mismos sus competencias públicas de abastecimiento de agua y otros están agrupados en mancomunidades para ofrecer de forma conjunta y pública los servicios, una práctica impulsada desde hace años por el gobierno autonómico. 

Son los casos del Consorcio de Écija o de Aljarafesa, en Sevilla. Este modelo también está cambiando. En la provincia de Huelva, varios ayuntamientos han ido abandonando progresivamente, algunos de ellos por la vía de urgencia, la Mancomunidad de Servicios (MAS) que abastece de agua a través de la empresa pública Giahsa

Es el caso de Lepe, Valverde del Camino, Bollullos Par del Condado, Cartaya, Cortegana, San Juan del Puerto, Higuera de la Sierra y Lucena del Puerto. Tres informes internos de la Mancomunidad elaborados por letrados cuestionan la legalidad de este proceso de emancipación. En esta situación, Giahsa también ha abierto un proceso de externalización que está negociando y ya ha contratado algunos servicios con Aguas de Valencia.



La administración autonómica ha impulsado el modelo de servicio supramunicipal amparándose en la Ley de Aguas de Andalucía. Ha dotado durante años de infraestructuras a municipios y mancomunidades para garantizar desde lo público el abastecimiento a todas las localidades por pequeñas que sean, de acuerdo también con los principios ambientales europeos. 

El exdirector-gerente de la Agencia Andaluza del Agua de la Junta de Andalucía y miembro de la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA), Joan Corominas, explica que este proceso, muy avanzado hasta hace poco, se ha visto frenado "en parte por la crisis de los ayuntamientos y en parte porque una cierta mayoría del Partido Popular ha introducido ideologías neoliberales que piensan que lo público siempre se gestiona mal y lo privado bien". El socio fundador de la FNCA afirma que "el afán de lucro no debe ser lo que prime".

El modelo privatizador que se está poniendo en marcha consiste en que un ayuntamiento mantenga el agua como bien público y concesione su gestión durante unas tres décadas a una empresa privada a cambio de cobrar un canon económico en función del número de habitantes. La Ley no obliga a los gobiernos locales a invertir dicho canon concesional en infraestructuras o mejoras de los servicios ligados al agua. Corominas señala que es un "modelo perverso" al otorgar durante largo tiempo el monopolio a la misma empresa y repercutir el canon en la tarifa a los ciudadanos, "algo que debería prohibirse en la legislación", matiza.


El gerente de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y saneamiento (AEOPAS), Luis Babiano, llama a este fenómeno "burbuja hídrica” refiriéndose a que una vez que ha finalizado el negocio de la construcción "los ayuntamientos tienen que hacer frente a gastos y proponen vender aquello que vale dinero, que es eficiente, en este caso el servicio del agua".

La Asociación de Abastecimiento de Andalucía (ASA) está compuesta por un 46,50% de empresas públicas, un 30,25% de privadas y otro 23,25% de compañías mixtas. Su gerente y portavoz adjunto, Antonio Jiménez, considera que "no existe debate público-privado ni una corriente ideológica privatizadora". Jiménez afirma que "la gestión debe ser eficaz y realizada por los mejores profesionales que den el mejor servicio al usuario, algo que a veces no se da ni en lo público ni en lo privado".

Respecto a la tarifa del agua, los pliegos de concesión suelen incluir cláusulas que vinculan el incremento del precio al IPC anual. Sin embargo, Corominas señala que una vez conseguida la concesión "las empresas pueden argumentar algún cambio y empiezan a negociar subidas". En la ciudad de Huelva, donde Aquagest cuenta con el 49% del accionariado, el incremento del precio ha sido este año de más del 10%. El consumo de agua en la ciudad de los dos primeros meses de este año ha descendido más de un 4% en los hogares respecto al mismo período del año pasado y más de un 15% en usos industriales.



El consumo de agua en los hogares andaluces está descendiendo desde la sequía del 92-95, donde el 65% de la población sufrió restricciones. Aquella experiencia y las campañas de sensibilización han llevado a que los hogares andaluces hayan pasado de consumir en la última década de 183 litros por habitante y día a 143, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Para Luis Babiano, el modelo privatizador es "medioambientalmente insostenible, ya que a mayor consumo de agua, mayor es el beneficio". Joan Corominas, por su parte, afirma que las empresas privadas también sensibilizan a los ciudadanos por un uso adecuado del agua porque "es más fácil subir el precio". Por otro lado, Antonio Jiménez señala que tanto las empresas públicas como privadas "cuidan el medio ambiente por igual al estar sometidas a las mismas normativas".

El exdirector-gerente de la Agencia Andaluza del Agua matiza que "lo que es innato al servicio público y que no puede delegarse en ningún gestor, es la facultad de regulación del servicio". Se refiere a un ente regulador público y único, no contemplado en la legislación vigente, que vigile, apruebe tarifas, haga auditorías,… "ya que cuanto mayor es la debilidad reguladora, mayor riesgo tiene la privatización",  afirma. En este sentido, concluye que "también hay que mejorar lo público, siendo transparentes, introduciendo representantes de los movimientos ciudadanos en los consejos de administración de las empresas municipales de agua o dando explicaciones sobre políticas de salarios".

Desde Aeopas, organización promotora de la Iniciativa Ciudadana Europa sobre el derecho humano al agua, reclaman un observatorio o ente regulador y ponen de ejemplos los casos de Inglaterra, Chile, Gales y Francia, donde -aunque haya servicios de abastecimiento privados- están sometidos a un control.



La Asociación Española de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas (AEAS), entidad en la que está integrada ASA, también reclama al Gobierno de España un ente regulador profesional e independiente.

La Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) está realizando varias jornadas por España sobre la gestión pública o privada con representantes de gran parte de los sectores implicados. Entre las conclusiones de la sesión celebrada en Córdoba figura la defensa de un ente regulador y que "en el contexto de la crisis, el debate sobre la gestión pública o privada está muy ideologizado y que la realidad muestra que hay buenos y malos ejemplos de gestión en ambos modelos, aunque estudios disponibles señalan una mejor eficiencia media en los públicos".

Iniciativa Ciudadana Europea sobre el derecho humano al agua

En este contexto, el Parlamento de Andalucía ha aprobado por unanimidad sumarse a la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) sobre el derecho al agua, que tiene entre sus principios no liberalizar los servicios de agua y saneamiento, y apartarlos de los intereses del mercado.

El objetivo principal de esta campaña, que llegó al Parlamento de la mano de la Aeopas y de la FNCA como organizaciones en defensa del agua como bien público, es garantizar este servicio a todos los ciudadanos que residen en Europa y el futuro de las próximas generaciones.



Además del Parlamento, en Andalucía ya se han sumado también a la ICE la Diputación de Málaga, los ayuntamientos de Conil, Medina Sidonia, El Puerto Santa María y Huelva, algunos de ellos con gestión privada o participada del agua. En ese sentido, el gerente de Aeopas, Luis Babiano, señala que "exigirán responsabilidades" a los consistorios y entidades que se sumen a la ICE.

La ICE ha surgido de la Federación sindical Europea de Servicios Públicos, en España CCOO y UGT. Se ha admitido a trámite por el Parlamento Europeo y cuenta con un millón de firmas. Tiene el objetivo de llegar en septiembre a los dos millones de apoyos.

TEXTO ORIGINAL
22/03/2013 


Sobre el trasvase Tajo-Segura, año 1966. Extracto de "Los embalses subterráneos en la planificación hidráulica".

Conclusión Tercera:
(En las cuencas hidrográficas españolas)

"Las reservas de agua almacenadas en los embalses subterráneos son muy considerables y su utilización podría, probablemente, permitir el inicio rápido del desarrollo de los regadíos en aquellas cuencas deficitarias de la vertiente mediterránea, a la que se piensa hacer trasvase de agua de cuencas vecinas en un futuro próximo". Dicho en 1966 por Ramón Llamas Madurga, Ingeniero de Caminos, actual Director del Observatorio del Agua de la Fundación Botín, Catedrático de Hidrogeología de la Complutense jubilado y miembro de la Real Academia de las Ciencias. Los actuales planes hidrológicos españoles no incluyen el agua de los embalses subterráneos. Fuente.







Las movilizaciones en la provincia de Huelva de 2015, centradas en la falta de agua destinada a los regadíos, denominada la "Marea del Agua", rememoraba, una situación en la que el agua era el centro de las reivindicaciones para su explotación agrícola en 1991.






Peter Brabeck-Letmathe, un empresario austríaco que desde el año 2005 ejerce como presidente del grupo Nestlé, considera que se debería privatizar el suministro de agua para que como sociedad tomáramos consciencia de su importancia y acabásemos con el malbaratamiento que se produce en la actualidad. Unas palabras las suyas que provocan cierto estupor, máxime si se tiene en cuenta que Nestlé es el líder mundial en la venta de agua embotellada. Un sector éste que le reporta el 8% de sus ingresos totales, que en el 2011 ascendieron hasta los 68.580 millones de euros. Pero Brabeck ha salido al paso de estas y otras críticas para remarcar que el hecho de que mucha gente tenga la percepción de que el agua es gratuita hace que en demasiadas ocasiones no se le dé el valor que tiene y se malgaste. De ahí que sostenga que los gobiernos deben garantizar que cada persona disponga de 5 litros de agua diaria para beber y otros 25 litros para su higiene personal, pero que el resto del consumo se tendría que gestionar siguiendo criterios empresariales. Más.











Referencia recogida sin ningún tipo de escrúpulo del Programa Horizonte 2020, definido como un Programa de investigación e innovación de la Unión Europea (UE) para transformar ideas surgidas de los laboratorios en productos de mercado. El Programa está dotado con 80.000 millones de euros que se repartirán durante un periodo de siete años (2014-2020) y a los que se sumará la inversión privada y pública estatal atraída por la cuantía del presupuesto.








Juan Pablo Lozano, fiscal anticorrupción, denunció ante la fiscalía anticorrupción  los presuntos delitos que se estarían cometiendo desde  hace años en la empresa que gestiona el agua potable en Lorca, ¨Aguas de Lorca¨ S.A.







Las fumigaciones aéreas clandestinas derivadas de la Geoingeniería que promueve la manipulación climática sigue creando el cáos, a lo largo del planeta cebándose con la agricultura como objetivo principal a fin de controlar este tipo de recursos propiciando la sequía. Ver noticia relacionada.




 






Más:
La coordinadora en defensa del agua recurrirá la privatización de Jerez
IU muestra su oposición a la privatización del agua en Cortegana
Tarifas 2014 Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS)
La salida de Cortegana de la MAS costará al municipio casi tres millones
El agua se paga en Gibraleón “a precio de oro” tras la privatización, según el PSOE
Los socialistas de La Palma piden al alcalde “que baje el precio del agua”
La burbuja del agua en España | Ecologistas en Acción
Polo denuncia que Giahsa ha iniciado su privatización
Los reporteros La privatización de la gestión del agua
Huelva y su castigo con la privatización del agua
El Partido Andalucista hace caja con la privatización del agua en El Puerto
Más de 50 alcaldes de Huelva amenazan a Aqualia
El barrio de Loreto de Cádiz se queda sin agua por una bacteria
Declarada no apta para el consumo humano el agua de diez pueblos de la comarca onubense de El Condado
El juez desestima el recurso contra el Ayuntamiento por su salida de MAS
El caso Pokemon suelta una bomba de agua en la política asturiana
El juez abre diligencias sobre la financiación de partidos a través de la empresa pública de aguas
El agua provoca los desahucios más silenciosos
Gelves cree que una parada sin agua ni recursos no es emergencia social
Empleados municipales "politizados" en Lepe
El Plan Hidrológico del Tinto-Odiel-Piedras prevé una asignación de 499,89 hm3 anuales de agua
Isla Cristina bonifica el recibo del agua a vecinos ya fallecidos
IU, PA y PSOE impugnan la constitución de la Mancomunidad de Islantilla
El Ayuntamiento de Moguer, Huelva, acusa a Aqualia de querer subir las tarifas del agua un 50%
Los regadíos de La Ribera generarán 500 empleos directos y 200.000 jornales
Escasez de agua, riesgo y vulnerabilidad [PDF]
Abengoa inaugura la primera planta de desalación en el oeste de África en Accra, Ghana
Acciona operará y mantendrá las depuradoras de Amorebieta
Abengoa se adjudica dos proyectos de agua en Colombia
La Huella Hídrica siempre estuvo ahí
España convence a Brasil con su experiencia en la gestión de las sequías
La guerra por el control del agua se extiende por los ayuntamientos
13 detenidos y 15 registros en la firma estatal Acuamed por presunto fraude
El canon del agua, «un atraco» al bolsillo de los andaluces
Cuando llegue el Fracking...






LA ZONA INSÓLITA : ¿Qué es el Pipipop?

Pipipop es una braguita de algodón que incorpora un pequeño tubo de silicona por el cual las mujeres que lo utilicen podrán aliviarse sin necesidad de quitarse la ropa. Su inventora, Carolina Cochs, asegura que creó este producto para poder seguir realizando deportes, como el alpinismo, con la misma libertad que sus compañeros varones.


El invento ha sido ideado para utilizarse por mujeres mientras realizan deportes, actividades al aire libre o en los largos viajes, tal y como indican en su página web. Aunque también proponen su utilización en otros momentos en los que el uso del Pipipop puede resultar más escatológico, como en conciertos o en salas de baile.

La creadora del invento se encarga de encumbrar el producto, del que informan que está realizado en silicona tratada para uso humano e hipoalérgica. Además, aseguran que es discreto y que se puede lavar a mano o en la lavadora.

Carolina Cochs, la creadora.

La página web del Pipipop lanza un reto a futuras usuarias, ya que dice que «está destinado a cualquier mujer sin complejos y sin miedo a los nuevos cambios», algo acorde con su eslogan: «Pisfruta».


Más:




LA ZONA G8 : El suicidio de las Yazidíes

Los yihadistas no tienen piedad ni con los cristianos ni con los kurdos yazidí. Otro de los capítulos más dramáticos es el del trauma al que las condenan el resto de sus vidas.


Los kurdos califican de “genocidio” la manera en la cual el Estado Islámico está asesinando a los hombres que no quieren cambiar de religión y los secuestros que cometen contra las mujeres y niños de esas etnias. 

En un capítulo más desgarrador de la trágica situación por la que atraviesan los kurdos yazidí y los cristianos de Irak, hay testigos presenciales que describen cómo las niñas violadas por los ‘combatientes’ del Estado Islámico (ahora EI, antes el EIIL) se suicidan juntas cuando son devueltas a sus familias, según informaba el portal de noticias israelí Arutz Sheva.

Algunos supervivientes entre los miles de desplazados yazidí que optaban por refugiarse en las montañas de la región de Shingal -debido al mortal avance de Estado Islámico en Irak-, contaban a la cadena de televisión kurda Rudaw TV cómo un grupo de tres chicas devueltas a sus familias, después de ser secuestradas y violadas, se lanzaron desde un acantilado al no poder vivir con el trauma después de su terrible experiencia.

Miembros de la comunidad yadizí protestan en Alemania contra la violencia del EI, EFE


Según la versión de un periodista kurdo, la madre de una de las chicas contó que las niñas, en su desesperación, rogaban a otros refugiados que las mataran, pero cuando nadie lo hizo optaron por lanzarse al precipicio.


A medida que el Estado Islámico se desplaza violentamente por el norte de Irak, los testigos dicen que la milicia terrorista se ha planteado matar a cualquier hombre que se niegue a abrazar el islam, además de capturar a mujeres y niñas para convertirlas en sus esclavas. 80 hombres yazidíes fueron ejecutados y cerca de 100 mujeres y niñas secuestradas en el pequeño pueblo yazidí de Kojo, en el norte de Irak. Otros 300 hombres también fueron ejecutados en la localidad de Kicho.

La religión yazidí es autóctona del Kurdistán y sus seguidores son étnicamente kurdos. Sin embargo, a diferencia de otros kurdos, mantienen una tez sorprendentemente parecida a la ‘aria’, con el pelo rubio y ojos azules, ya que tratan de evitar los matrimonios mixtos con la población árabe.


El yazidismo es una religión preislámica de Oriente Medio con un origen remoto. Pertenece a la corriente minoritaria del yazdanismo, cuyas otras ramas, alevismo y yaresanismo, se diferencian del yazidismo ya que no practican la taqiyya (disimular la fe cuando está en juego la propia vida). 

En una época fue la religión oficial de los kurdos, pero la islamización obligatoria redujo el número de sus feligreses. Sin embargo, los yazidíes siguen siendo predominantemente de origen kurdo y la mayoría de ellos hasta hace poco vivieron cerca de Mosul. También existen pequeñas comunidades en Armenia, Georgia, Irán, Rusia (31.273 según el censo de 2002), Siria y Turquía


En total suman unos 800.000 fieles, aunque esta estimación es poco precisa debido a distintos motivos, como es el secretismo que rodea a la confesión y la dispersión de la población en una zona muy convulsionada de Oriente Medio.