LA ZONA PÚBLICA : No me lo pudo creer.

Paso a reseñar literalmente una noticia fechada el 22 de marzo que me abre las carnes: “El único acuerdo entre PSOE, Podemos, PP y Ciudadanos: darse 21 días de vacaciones por Semana Santa”, por supuesto con la esperanza de que sea un rumor o una mentira de esas tantas a las que nos tienen acostumbrados ciertos medios.


He intentado confirmarla en diferentes fuentes y aparece por doquier como titular de muchos periódicos, pero si es verdad que los grupos “progresistas” se han sumado a semejante farsa después de que se les haya estado pidiendo a los currantes de este país austeridad por activa y por pasiva “habría que tener poca vergüenza”…

Continuamente he venido constatando que los primeros plenos tras unas elecciones han sido caldo de cultivo para que los antiguos partidos, los de solera, aun siendo enemigos como gallos de pelea, sin importar si eran de izquierdas, de derechas o centro leches según mejor venga, han aprovechado para subirse el sueldo por votación unánime pasándose a la torera la crisis por el forro.

Tras haber superado el país tres meses sin gobierno, queda demostrado que dentro de esta anarquía impuesta por ellos, nos apañamos como podemos, y por cierto no “malamente”; estos políticos que no han hecho los deberes que les impusimos en las urnas, y a mi parecer no deberían ni siquiera estar cobrando como tales hasta que constituyan gobierno, andan intentando devolvernos la patata caliente. Si esta noticia es cierta estamos de “papas fritas” hasta los mismísimos…

Quiero pensar que todo esto sea un bulo tal como aquel que se repite hasta la saciedad en internet de las monjas “Pajilleras Hermanas del Socorro de Huelva”, cuestión que por otro lado me resultaría más solidaria que las vacaciones de veintiún días aceptados por unos progresistas, que “si fuese cierto”, ya estarían apuntando maneras antes de emprender su flamante e incipiente carrera.

Todos hemos podido ver documentales en los que se aclara que muchos de los eurodiputados, por supuesto entre ellos “algunos” españoles, tiene el mismo convenio laboral que los reyes magos, sobre todo en cuanto a cumplimiento de horarios y vacaciones. Lamentablemente, todas estas miserias socialmente las teníamos asumidas como las pérdidas de aceite de un coche viejo… “es lo que hay”.

Acostumbrado a ver la bicefalia de pijama y zapatilla dormir en el senado y en el congreso cuando no le quedaban vidas en el Candy Crush, ahora que pensábamos que tal vez atisbaríamos luz al final del túnel, no puedo ni quiero aceptar que esta noticia tenga un ápice de realidad.

Al final la “poca vergüenza” terminaría por ser una pandemia político social. Espero que no sea verdad…


Federico Soubrier García Sociólogo y Escritor







LA ZONA FLASH : Morir en Xinhua Road.

Unas imágenes publicadas el 9 de marzo de 2016, volvían a poner en tela de juicio el comportamiento de los automovilistas en paises como China. En la imagen se observa a un motorista, después de haber sido arrollado por un vehículo y la sosrprendente pasividad de los conductores que circulaban por Xinhua Road.


Más:


LA ZONA FLASH : El Graffiti Consistorial.

En febrero de 2016, el Consistorio de Paterna del Campo, en Huelva, protagonizaba un curioso episodio, cuando su fachada apareció literalmente cubierta por varios Graffitis, a modo de protesta, dirigidos, principalmente, a su alcalde, Juan Salvador Domínguez, (PSOE). Más. 

LA ZONA FLASH : Lo "no natural" en bandeja.

La imagen recogida en noviembre de 2013, ofrece un posible tumor u otra afectación, en una carne de pollo recién adquirida y envasada en bandeja, en Mercadona, España. Más.




LA ZONA ANIMAL : Acuérdate de "Trasto".

Una nota colgada a la entrada de una casa de campo, exponía el sentimiento, en primera persona, de "Trasto", la supuesta mascota de una familia que, a modo de homenaje, habría pretendido recordar la pérdida a su supuesto asesino. Y, de paso, divulgar entre quienes leyesen la misma, la pérdida de "Trasto". 

ESPAÑA ME MATA : Iatrogenia


La Iatrogenia es un daño producido por una droga, procedimiento médico o quirúrgico, que el médico administra o realiza dentro una indicación correcta.

Iatrogenia deriva de la palabra iatrogénesis que significa literalmente ‘provocado por el médico o sanador’ (iatros significa médico en griego, y génesis: crear).



Los daños iatrogénicos pueden ser de tres tipos: Predecibles (o Calculados), Aleatorios (o accidentales) y Por Negligencia (o Ineptitud). Los Predecibles o Calculados son inseparables de un efecto primario, como en el caso de la administración de medicamentos, colocación de catéteres, etc. Aleatorio o Accidental: Puede presentarse también con la administración de medicamentos pero de manera excepcional. Negligencia: Propiamente por Ineptitud o Incapacidad. Las adversidades que provienen de errores de conducta son llamadas “Mala Praxis” o “Mala Práctica”.

Hay varias causas de iatrogenia:

Error médico
Negligencia médica o procedimientos inadecuados
Errores al escribir la receta o receta difícil de descifrar.
Interacción de los medicamentos recetados.
Efectos adversos de los medicamentos recetados.
No contemplar los posibles efectos negativos del medicamento recetado.
Uso excesivo de medicamentos que lleva a la resistencia microbiana.
Tratamientos no seguros
Diagnóstico erróneo
Diagnóstico psiquiátrico o psicológico erróneo.
Rechazo por parte del médico a tomar en consideración los efectos negativos que el paciente dice sufrir.
Infecciones nosocomiales (infección hospitalaria que aparece durante las primeras 48 horas después del ingreso hospitalario).
Infección intrahospitalaria.
Debida a afecciones musculares, sensoriales, nerviosas o mentales de los médicos.
Daño en forma de deterioro cognitivo que producen los psicofármacos como las benzodiacepinas y que son de curso legal, es decir están autorizados.

No es iatrogenia:

El caso fortuito
Mala praxis
El dolo
Tortura aplicada por médicos.
Experimentación médica no ética.
Las consecuencias del inclumplimiento o abandono de un tratamiento por parte del paciente, o del familiar que lo administra.

Los médicos son la tercer causa de muerte en Estados Unidos (2000)

Este artículo del Journal of the American Medical Association (JAMA) es el mejor que he visto en toda mi vida, publicado en la literatura científica, que documenta la tragedia del paradigma médico tradicional.

Esta información es una continuación del Informe del Instituto de Medicina que apareció en los medios en diciembre de 1999, pero era difícil hallar las referencias de los datos dado que no apareció en una publicación con reseña académica. Ahora se ha publicado en el JAMA, que es la publicación médica con mayor circulación del mundo.

La autora es la Dra. Barbara Starfield, de la Escuela de Higiene y Salud Pública John Hopkins, y describe cómo el sistema de salud de los EEUU puede contribuir a la mala salud.

Todas estas son muertes por año:

12.000 – cirugías innecesarias (8)

7.000 – errores de medicación en hospitales (9)

20.000 – otros errores en hospitales (10)

80.000 – infecciones en hospitales (10)

106.000 – efectos negativos de medicamentos (que no son errores) (2)

¡Esto suma 250.000 muertes por año por causas iatrogénicas!

La Dra. Starfield nos advierte sobre cómo interpretar estos números:

En primer lugar, la mayoría de estos datos provienen de estudios realizados en pacientes hospitalizados

En segundo lugar, estas estimaciones son solamente de muertes, y no incluyen los efectos negativos asociados a la incapacidad o al malestar.

En tercer lugar, las estimaciones de muertes debidas a errores son más bajas que las del informe del Instituto de Medicina (1)

Si se utilizan las estimaciones más altas, las muertes debidas a causas iatrogénicas estarían entre 230.000 y 284.000. De cualquier manera, 225.000 muertes por año constituye la tercer causa de muerte en los EEUU, después de las muertes por enfermedad cardiovascular y cáncer. Incluso si son exagerados, hay un amplio margen entre este número de muertes y la siguiente causa principal de muerte (enfermedad cerebrovascular).

Otro análisis concluyó que entre 4% y 18% de los pacientes regulares experimentan efectos negativos en ámbitos ambulatorios, incluídos:

116 millones de visitas extra al médico

77 millones de recetas extra

17 millones de visitas a la sala de emergencias

8 millones de hospitalizaciones

3 millones de admisiones por tiempo prolongado

199.000 muertes adicionales

77.000 millones de dólares extra de gastos

El alto costo del sistema de salud se considera un déficit, pero parece ser tolerado por la creencia de que el mayor gasto proporciona más salud.

Sin embargo, la evidencia de algunos estudios indica que hasta el 20% o 30% de los pacientes recibe cuidados inadecuados.

Entre 44.000 y 98.000 de los mismos mueren cada año como resultado de errores médicos (2)

Esto podría tolerarse si resultara en mejor salud, pero, ¿es así? En una reciente comparación entre 13 países (3,4), los EE.UU. se ubican en promedio en el puesto 12, según 16 indicadores de salud. Más especificamente, la ubicación de los EE.UU. para varios indicadores fue: * 13° (último) en porcentaje de nacimientos con bajo peso
13° en mortalidad neonatal y mortalidad infantil general (14)

11° en mortalidad post neonatal

13° en años de vida potencial perdidos (excluyendo las causas externas)

11° en expectativa de vida de mujeres al año de vida, 12° para hombres.

10° en expectativa de vida a los 15 años, para mujeres; 12° para hombres

10° en expectativa de vida a los 40 años, para mujeres; 9° para hombres

7° en expectativa de vida a los 65 años, para mujeres; 7° para hombres

3° en expectativa de vida a los 80 años, para mujeres; 3° para hombres

10° para mortalidad ajustada de acuerdo a la edad

La pobre performance de los EE.UU. fue confirmada recientemente por un estudio de la Organización Mundial de la Salud, que uso datos distintos y ubicó a los Estados Unidos en el puesto 15° entre 25 países industrializados.

Existe la percepción de que el público norteamericano “se porta mal” (fuma, toma alcohol y es violento). Sin embargo, los datos no apoyan este supuesto.

El porcentaje de mujeres que fuman va desde el 14% en Japón hasta el 41% en Dinamarca; en los Estados Unidos, es de 24% (el quinto mejor). En el caso de los hombres, el porcentaje va desde 26% en Suecia hasta 61% en Japón; en los Estados Unidos, es de 28% (el tercer mejor).

Los EE.UU. se ubican en el quinto mejor lugar en relación al consumo de alcohol.

En los EE.UU., el consumo de grasas animales es relativamente bajo (el quinto más bajo para hombres de entre 55 y 64 años entre 20 países industrializados), y la concentración promedio de colesterol en sangre es la tercera más baja, en hombres de entre 50 y 70 años, entre 13 países industrializados.

Está claro que la falta de tecnología no es un factor que contribuya a la baja ubicación de los EE.UU. en el ránking:
Entre 29 países, los Estados Unidos se ubican segundos (después de Japón) en cuanto a disponibilidad de unidades de imagen por resonancia magnética y de tomógrafos computados, por cada millón de personas. (17)

Sin embargo, Japón está primero en salud, mientras que los EE.UU. se ubican entre los últimos.

Es posible que en Japón, la elevada utilización de tecnología se limite al diagnóstico, y no incluya altas tasas de tratamiento, mientras que en los EE.UU., las altas tasas de tecnología de diagnóstico pueden estar relacionadas a mayores tasas de tratamiento.

Dando sustento a esta posibilidad, existen estadísticas que muestran que el número de empleados por cama (al equivalente de tiempo completo) en los Estados Unidos es el más alto entre todos los países del ránking, mientras que en Japón el número es muy bajo, mucho menor que lo que se puede atribuir a la habitual práctica de que los miembros de la familia cuiden a los enfermos, en vez del personal del hospital.

Comentario del Dr. Mercola

Amigos, esto es lo que se llama un artículo histórico. Se publican pocos así cada año. Una de los motivos principales por el que es tan importante es que está publicado en el JAMA, que es la revista médica más grande del mundo entero y una de las más respetadas. Me llamó mucho la atención que Reuters, la mejor agencia de noticias del mundo, no tomara este artículo. No tengo idea de por qué lo dejaron pasar.

Le recomiendo que agregue este artículo a su lista de Favoritos, y que le relea varias veces, para poder usar las estadísticas para contrarrestar los argumentos de amigos y parientes que estén muy hechizados por el paradigma médico tradicional. Estas estadísticas demuestran con mucha claridad que el sistema simplemente no funciona. Está descompuesto y necesita desesperadamente ser reparado.

Yo solía decir que los medicamentos son la cuarta causa de muerte en este país. Sin embargo, este artículo pone muy en claro que el número que tiene más fuerza es que los médicos son la tercer causa de muerte en este país, matando a alrededor de 250.000 personas cada año. Las únicas causas más frecuentes de muerte son el cáncer y la enfermedad cardíaca. Es probable que estos valores sean mucho menores que la realidad, ya que gran parte de la notificación de muerte describe únicamente la causa de la falla del órgano y no tiene en cuenta para nada las causas iatrogénicas.

Japón parece haberse beneficiado al reconocer que la tecnología es maravillosa, pero que si usted diagnostica algo con ella, no significa que debería tratar el problema utilizando el paradigma tradicional. Sus estadísticas de salud reflejan este aspecto de su filosofía, ya que gran parte de su tratamiento no es ningún tratamiento, sino cuidados amorosos brindados en el hogar.

La respuesta es el cuidado, no el tratamiento. En raras ocasiones los medicamentos, la cirugía y los hospitales son la respuesta a los problemas de salud crónicos. La clave es facilitar la capacidad de sanación dada por Dios que todos tenemos. Es básico mejorar la alimentación, el estilo de vida, y hacer ejercicio. Para maximizar la salud y reducir la incidencia de las enfermedades, también es importante ocuparse efectivamente de las heridas emocionales y espirituales que están detrás de la mayoría de las enfermedades crónicas.

Información sobre la autora y el artículo

Autora: Departamento de Políticas y Administración de Salud, Escuela de Higiene y Salud Pública John Hopkins, Baltimore, MD.

Para comunicarse con la autora:

Barbara Starfield, MD, MPH, Department of Health Policy and Management, Johns Hopkins School of Hygiene and Public Health, 624 N Broadway, Room 452, Baltimore, MD 21205-1996 (e-mail: bstarfie@jhsph.edu).

Referencias:

1. Schuster M, McGlynn E, Brook R. How good is the quality of health care in the United States? Milbank Q. 1998;76:517-563.

2. Kohn L, ed, Corrigan J, ed, Donaldson M, ed. To Err Is Human: Building a Safer Health System. Washington, DC: National Academy Press; 1999.

3. Starfield B. Primary Care: Balancing Health Needs, Services, and Technology. New York, NY: Oxford University Press; 1998.

4. World Health Report 2000. Disponible en: http://www.who.int/whr/2000/en/report.htm. Consultado el 28 de Junio de 2000.

5. Kunst A. Cross-national Comparisons of Socioeconomic Differences in Mortality. Rotterdam, the Netherlands: Erasmus University; 1997.

6. Law M, Wald N. Why heart disease mortality is low in France: the time lag explanation. BMJ. 1999;313:1471-1480.

7. Starfield B. Evaluating the State Children’s Health Insurance Program: critical considerations. Annu Rev Public Health. 2000;21:569-585.

8. Leape L.Unecessarsary surgery. Annu Rev Public Health. 1992;13:363-383.

9. Phillips D, Christenfeld N, Glynn L. Increase in US medication-error deaths between 1983 and 1993. Lancet. 1998;351:643-644.

10. Lazarou J, Pomeranz B, Corey P. Incidence of adverse drug reactions in hospitalized patients. JAMA. 1998;279:1200-1205.

11. Weingart SN, Wilson RM, Gibberd RW, Harrison B. Epidemiology and medical error. BMJ. 2000;320:774-777.

12. Wilkinson R. Unhealthy Societies: The Afflictions of Inequality. London, England: Routledge; 1996.

13. Evans R, Roos N. What is right about the Canadian health system? Milbank Q. 1999;77:393-399.

14. Guyer B, Hoyert D, Martin J, Ventura S, MacDorman M, Strobino D. Annual summary of vital statistics1998. Pediatrics.

1999;104:1229-1246.

15. Harrold LR, Field TS, Gurwitz JH. Knowledge, patterns of care, and outcomes of care for generalists and specialists. J Gen Intern Med. 1999;14:499-511.

16. Donahoe MT. Comparing generalist and specialty care: discrepancies, deficiencies, and excesses.

Arch Intern Med. 1998;158:1596-1607.

17. Anderson G, Poullier J-P. Health Spending, Access, and Outcomes: Trends in Industrialized Countries. New York, NY: The Commonwealth Fund; 1999.

18. Mold J, Stein H. The cascade effect in the clinical care of patients. N Engl J Med. 1986;314:512-514.

19. Shi L, Starfield B. Income inequality, primary care, and health indicators. J Fam Pract. 1999;48:275-284.















Comunicado de El Defensor del Paciente con motivo de un supuesto plagio llevado a cabo, a través de publicidad engañosa que estaría utilizando el logotipo de la Asociación.



Imagina que acudes al hospital a visitar a tu madre, una mañana cualquiera, pero te desvaneces justo en la puerta, permaneces 35 minutos sólo, abandonado, tirado en el suelo, sin que nadie acuda a auxiliarte. Y mueres.

Rosi era mi mujer. La mañana del 14 de enero, tras salir del trabajo (trabajaba por la noche) fue al hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo para visitar a su madre. Entró por la puerta principal a las 6:25 de la mañana. Y murió. Supuestamente tuvo un infarto al corazón, pero 9 meses después todavía no sé la causa de su muerte, no he recibido la autopsia ni las explicaciones a una situación semejante. ¿35 minutos abandonada en el pasillo principal del que dicen  que es el hospital más moderno de Galicia?

Firma para reclamar a la Consejería de Sanidad que me digan cómo y por qué murió mi mujer. Ayúdame a esclarecer la verdad.

Una de las primeras cosas que hice fue solicitar los videos de seguridad del hospital. “Lo hemos borrado” me dijeron. Increíble. Al funeral de Rosi acudió el Consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuíña. Me prometió que investigaría, pero no sé nada.
Tengo a derecho a saber qué ocurrió, ¿cómo es que nadie atendió a Rosi? ¡¡En el pasillo principal del hospital!!


Ayúdame, firma para que la Consejería me dé los resultados de la autopsia e investigue los hechos 





















El Defensor del Paciente, Petición de registro de médicos condenados al igual que se ha ello con los condenados por abusos sexuales. 12 de diciembre de 2015














Más:
¿Iatrogenia o iatrogenicidio?
¿Está España ante una “burbuja” de facultades de Medicina?
Radiaciones Mortales - Blog Isabel Ferragut
Trabajadores del Gregorio Marañón denuncian el cierre de la Unidad de Agudos de Geriatría
LA MAFIA MÉDICA - LA DOCTORA GHISLAINE LANCTOT HABLA. 20 de junio de 2012. Facebook. 
La polémica autora del libro La mafia médica prepara el lanzamiento en España de su segundo libro ¿Qué he venido a hacer en esta tierra? (What the Hell Am I Doing Here Anyway?
Consejo a los que entiendan que crean que han sufrido una negligencia médico-sanitaria,
Derechos por Comunidades Autónomas
Leyes, Guias y otros documentos de interés
ROBOT DISPENSADOR DE FÁRMACOS EN LOS PASILLOS DEL HOSPITAL
El Defensor del Paciente calcula en 841 las muertes por negligencia médica en 2016
Condenan al SCS a pagar 137.000 euros por diagnosticar mal un infarto en el Hospital General de La Palma.








LA ZONA DEL PENSAMIENTO: El Arte de la "inteligencia".


Los Estados Unidos poseen el 50% de la riqueza del mundo, pero sólo el 6% de su población… En tales condiciones, es imposible evitar que la gente nos envidie. Nuestra auténtica tarea consiste en mantener esta posición de disparidad sin detrimento de nuestra seguridad nacional. Para lograrlo, tendremos que desprendernos de sentimentalismos y tonterías. Hemos de dejarnos de objetivos vagos y poco realistas como los derechos humanos, la mejora de los niveles de vida y la democratización. […]

Allen Dulles

Pronto llegará el día en que tendremos que funcionar con conceptos directos de poder. Cuantas menos bobadas idealistas dificulten nuestra tarea, mejor nos irá. […] 

Sembrando el caos en la Unión Soviética, sin que sea percibido, sustituiremos sus valores por otros falsos y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreducible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia. […]

De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. La literatura, el cine y el teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos. […]

En la dirección del Estado, crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño, la mentira, el alcoholismo, la drogadicción y el miedo irracional entre semejantes. […]

Gracias a su diversificado sistema propagandístico, Estados Unidos debe imponerle su visión, estilo de vida e intereses particulares al resto del mundo, en un contexto internacional donde nuestras grandes corporaciones transnacionales contarán siempre con el despliegue inmediato de las fuerzas armadas, en cualquier zona, sin que le asista a ninguno de los países agredidos el derecho natural a defenderse. […]

La traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos, y ante todo el odio al pueblo ruso, todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor. […]

Sólo unos pocos acertarán a sospechar e incluso a comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarles, desacreditarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos. […]

Debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos, estamos hablando de ciencia, de una ciencia para ganar en un nuevo escenario la mente de los hombres. Antes que los portaaviones y los misiles, llegan los símbolos, los que venderemos como universales, glamurosos, modernos, heraldos de la eterna juventud y la felicidad ilimitada. […]

El objetivo final de la estrategia a escala planetaria es derrotar en el terreno de las ideas las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos.


“El Arte de la Inteligencia”, 1953 de Allen Dullesprimer director civil de la CIA 1953.





Más:
La CIA contra la URSS. Nikolái Yákovlev
El experimento Milgram, de la obediencia a la ingeniería social

LA ZONA NEGRA : El Caso Miguel Ángel López Rocha.

A ocho años de la muerte del niño Miguel Ángel López Rocha, organismos civiles de El Salto denuncian la falta de una política integral para sanear el Río Santiago.


Miguel Ángel cumpliría 16 años este año, sin embargo la ingesta de agua contaminada que consumió al caer al río ocasionó su deceso, recuerdan ambientalistas.

Exigen que la zona donde confluye el Río Santiago se declare una Alerta Ambiental y la Secretaría de Salud realice un estudio epidemiológico.

A raíz del acontecimiento año tras año exigen al Gobierno del Estado y Municipio el saneamiento de uno de los ríos más grandes del país, sin que a la fecha la petición sea escuchada pese a que hay una macro-recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Jalisco.


El presidente del Comité Ciudadano de Defensa Ambiental, Raúl Muñoz Delgadillo, lamenta: “Han sido ocho años de espera de justicia ante la muerte trágica de este niño, que todavía nos sigue lastimando a los habitantes sobre todo al encontrar una actitud indolente de las instituciones de los tres niveles de gobierno para resolver el problema grave de salud pública que tenemos en El Salto”.

De acuerdo a los datos del ambientalista, de febrero de 2008 a la fecha 628 personas han fallecido por cáncer e insuficiencia renal, la mayoría son mujeres, niñas y niños.

Con relación a la macro-recomendación emitida en el 2009, dijo que los diferentes niveles de Gobierno han sido omisos, la contaminación persiste, las empresas siguen arrojando desechos al Río Santiago “150 mil habitantes están expuestos cotidianamente a respirar aire sucio y vapores que emergen del agua”.

Río Santiago

Los activistas ambientales se manifestaron a fuera de Palacio de Gobierno algunas pancartas fueron colocadas en el piso de Plaza de Armas detenidas con botellas de plástico en su interior podría observarse que el agua no era transparente sino de varios colores café-amarillento pálido que no daban ganas de destapar.

El líquido fue sacado unas horas antes del Río Santiago mismo que el niño finado Miguel Ángel López Rocha consumió hace ocho años ocasionado que su cuerpo no resistiera la contaminación.

Los ambientalistas presentaron un pliego petitorio al Poder Ejecutivo de Jalisco y acudieron al Congreso estatal, piden a los municipios asumir el compromiso de realizar acciones legales contra las instancias legales que resulten responsables de la contaminación y de la salud de la población.

El director del Hospital General de Occidente, Enrique Rábago Solorio, y la doctora María Teresa Guadalupe Martinez confirman la muerte del niño Miguel Ángel López Ochoa, quien estuvo en coma 19 días luego de haberse envenenado con arsénico al caer en el río Santiago. Foto: Héctor Jesús Hernández / La Jornada Jalisco

A nivel estatal que la Secretaría de Salud realice un diagnóstico epidemiológico en la zona, y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos retome la macro recomendación y exija el cumplimiento.



En el año 2008, Miguel López Rocha, que estaba brincando en las afueras de la ciudad mexicana de Guadalajara, resbaló y cayó al río Santiago.

Miguel tenía ocho años de edad.

No murió ahogado.

Murió envenenado.

El río contiene arsénico, ácido sulfhídrico, mercurio, cromo, plomo y furanos, arrojados a sus aguas por Aventis, Bayer, Nestlé, IBM, DuPont, Xerox, United Plastics, Celanese y otras empresas, que en sus países tienen prohibidas esas donaciones.

Eduardo GaleanoLos hijos de los días, Siglo XXI, Buenos Aires, 2012.





Más: